“Bienvenido el debate académico pero no la estigmatización del empresariado”: FENALCO

  • No es bueno para el país fomentar la ideología antiempresa

  • Si las opiniones del ministro fueran ciertas, economías tan robustas como la de Estados Unidos o Japón, cuyo sector empresarial es de gran tamaño, tendrían una inflación desbordada.

El Presidente de FENALCO, Jaime Alberto Cabal, reaccionó al comunicado del Gobierno Nacional en el que afirma que el aumento en las utilidades de las empresas fueron una importante causa del aumento de la inflación en el país en 2021 y 2022. "Bienvenido el debate académico, con hechos ciertos y cifras debidamente sustentadas, pero sin sesgos ideológicos e interpretaciones tendenciosas en contra del tejido empresarial colombiano", expresó el dirigente.

El documento del Ministerio de Hacienda divulgado el pasado lunes acerca del efecto de las ganancias empresariales sobre la inflación hace referencia a estudios y declaraciones recientes del Banco Central Europeo y la OCDE, entre otros organismos, que manifiestan que las ganancias han sido una fuente importante de inflación en Europa.

En el comunicado de Palacio se menciona que este tipo de inflación requiere no sólo de medidas monetarias sino de "medidas que tengan como objetivo fomentar la competencia y reducir así el poder de mercado".

Cabal Sancelemnte indicó que en el país debe revisarse con criterio técnico la evolución de la distribución del Producto Interno Bruto según ingreso, porque en la práctica, el Gobierno colombiano interpreta que la inflación en 2021 y 2022 se explica por un acuerdo oligopólico entre empresas que sienten un apetito inesperado por la obtención de altas rentabilidades, lo cual no resiste análisis.

Explicó que en Colombia la inflación en 2022 alcanzó una muy alta variación histórica, 13.12%, y la inflación de alimentos alcanzó el récord en este siglo de aumento del 27.81%. Bien es sabido que la producción agropecuaria en Colombia está lejos de parecerse a la figura de los monopolios u oligopolios: por el contrario, son miles de pequeños agricultores, que abastecen al mercado.

El fuerte aumento de la inflación en esos años, agregó el dirigente gremial, se explicó en alto grado por los problemas logísticos originados en la China, que afectó gravemente al comercio mundial y al flujo de mercancías, y así mismo, a la aguda escasez y encarecimiento de los fertilizantes por la invasión rusa a Ucrania.

Tampoco se puede desestimar el impacto de los violentos bloqueos que se presentaron en el 2021 y que bloquearon el normal suministro de alimentos.

"Por eso nos sorprende que el Ministro de Hacienda, que tiene un importante pasado académico, símbolo de rigurosidad analítica, salga tan alegremente a divulgar esa clase de afirmaciones, sin aclarar previamente que el contenido del documento en mención es responsabilidad exclusiva de sus autores. Si las

opiniones del ministro fueran ciertas, economías tan robustas como la de Estados Unidos o Japón, cuyo sector empresarial es de gran tamaño, tendrían una inflación desbordada", subrayó.

También es bueno recordar que el país cuenta con una Superintendencia de Industria y Comercio que ha dado reiteradas muestras de ser muy estricta e implacable con sus investigaciones y sanciones a empresas que abusen de su posición dominante.

"El debate académico es interesante pero conviene no entrar a generalizar con apreciaciones injustas en contra del tejido empresarial. No es bueno para el país fomentar la ideología antiempresa", puntualizó.

Descargue aquí el comunicado

Identificarse dejar un comentario