En los últimos tres años casi la tercera parte de nuestras importaciones y exportaciones fueron con el país del norte delante de potencias como China y de nuestros tradicionales socios comerciales como lo son México, Brasil y Ecuador. 21 de los 50 estados que conforman los Estados Unidos sostienen relaciones comerciales con Colombia, es decir, el 42%. Adicionalmente, el nivel de comercio y la participación de estos 21 estados a lo largo del tiempo ha sido relativamente constante, lo cual ha creado fuertes lazos comerciales con algunos de ellos. Sin embargo, en promedio del último lustro, el 88.2% del Comercio de Colombia con la Unión Americana se da sólo con  cinco estados: Texas, Florida, California, Louisiana y Puerto Rico. De los cinco socios principales; Texas, Florida y Lousiana son tanto exportadores como importadores. Mientras que, California y Puerto Rico son netamente importadores.
Y sorprendentemente el 50% de nuestro comercio internacional con Estados Unidos se concentra en dos estados: Texas y Florida. En otras palabras, de los más de 23 mil millones de dólares promedio anual que intercambiamos con este país la mitad fue con estos dos estados. No obstante, los bienes que comerciamos con ellos sí suelen ser los tradicionales como es el caso de Texas al que exportamos: carbón, petróleo, metales preciosos, café y especias. Mientras, que les importamos productos químicos, productos derivados del petróleo y maquinaria industrial para la explotación del petróleo. La situación no dista mucho de la Florida donde el comercio también se centra en petróleo, con la diferencia de importar bienes de computación y electrónicos y equipo de transporte. Deberíamos abrir ventanas para mirar con mucho detalle más hacia el norte y crear lazos comerciales con más estados con los cuales no tenemos relaciones económicas o son muy marginales.