De esta manera, tiene por objeto establecer la reglamentación para la promoción, implementación y desarrollo de las tecnologías de captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS) en todas aquellas actividades del Sector Minero Energético cuyos procesos generen dióxido de carbono como gas residual, así como definir los mecanismos y metodologías de medición y verificación para garantizar que la producción, almacenamiento y distribución del hidrógeno azul y verde, así como las tecnologías CCUS, tengan un balance cero de emisiones netas para las actividades del Sector Minero Energético.

Así, el Ministerio de Minas y Energía expedirá, en el marco de sus competencias, los reglamentos técnicos, que fijen los requisitos mínimos que deben cumplir los diseños, la instalación y los equipos que se utilicen para la Captura de Dióxido de Carbono en actividades propias del Sector Minero Energético, así como las entidades que se harán cargo del seguimiento de éstos. Lo anterior teniendo en cuenta, como mínimo, criterios de eficiencia y niveles de madurez de la tecnología.

Igualmente, el Ministerio de Minas y Energía y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el apoyo del Servicio Geológico Colombiano, la Agencia Nacional de Hidrocarburos y la Agencia Nacional de Minería, o las entidades que hagan sus veces expedirá los reglamentos técnicos para la inyección y almacenamiento permanente y seguro de Dióxido de Carbono Capturado en Sitios de Almacenamiento, conforme a la reglamentación que se expida para el efecto atendiendo las competencias propias de cada entidad. Las empresas del sector minero energético interesadas en realizar el almacenamiento del dióxido de carbono capturado deberán cumplir con este reglamento.

De este modo y debido a las implicaciones que la iniciativa pueda tener para el gremio, lo invitamos a enviar sus comentarios a más tardar el día 17 de agosto de 2022.