Estas presiones inflacionarias sobre los alimentos alcanzó una variación año corrido de 11,36% lo cual se traduce en aumentos del nivel de costos del sector de restaurantes en la adquisición de los bienes producidos por el sector agroalimentario del país, productos que posteriormente son transformados por el sector para brindar su servicio.


Efecto del impuesto al consumo - Impoconsumo

Con el propósito de contribuir a la reactivación del sector de bares, gastrobares y restaurantes entró en vigencia una ley aprobada por el Congreso de la República en la que se establece, entre otras medidas, una tarifa del 0% en el impuesto nacional de consumo para el 2021 en bares, gastrobares y restaurantes. En este panorama el impuesto será puesto nuevamente en marcha a partir del 2022, en el contexto de la reactivación económica la puesta en marcha nuevamente del impoconsumo representará un deterioro en el comportamiento general del sector de alojamiento y servicios de comida.

Al analizar el comportamiento de la producción interna del sector de alojamiento y servicios de comida en los años 2011 a 2013 es posible observar que durante el año 2012 periodo en el cual el gobierno implementó por primera vez, mediante la reforma tributaria ley 1607 del 2012, el Impuesto Nacional al Consumo o impoconsumo la tasa de crecimiento anual a lo largo del año mostró tendencia negativa, alcanzando un mínimo de crecimiento del 1,5% durante el cuarto trimestre del 2021.

En este contexto sería de esperarse que el efecto de la puesta en marcha del impuesto al consumo durante el 2022 tenga un efecto negativo en el comportamiento del sector de alojamiento y servicios de comida.

Provocando un deterioro tanto en las ventas de los restaurantes como en su nivel de costos general para el sector.

Fuente: Documento elaborado por la Dirección Económica de FENALCO NACIONAL. Octubre 2021.