La pandemia causada por el COVID-19 ha originado un choque sin precedentes sobre la economía mundial. El confinamiento de los hogares y el cierre de distintos sectores económicos, que se ha presentado en los países con el fin de contener la expansión del virus, ha generado caídas significativas en la actividad económica alrededor del mundo. Aunque el tamaño y la persistencia del choque son aún inciertos, diversos analistas consideran que, al menos en el corto plazo, el impacto del choque generado por el COVID-19sobre el PIB global sería más profundo que el causado por la crisis financiera de 2008-092, y podría incluso superar al de la Gran Depresión de los años 30.

La economía colombiana no ha sido ajena a los impactos económicos y sociales generados por la pandemia del COVID-19. Las cifras disponibles de crecimiento económico y mercado laboral reflejan una ralentización sin precedentes de la economía3, con una tasa de desempleo que llegó a niveles de 21%en el mes de mayo4. Así, aunque al momento de escribir esta nota se presenta un elevado nivel de incertidumbre respecto al impacto real que la pandemia tendrá sobre la economía colombiana. Este documento se propone describir las condiciones iniciales que presentaba Colombia en términos económicos y sociales antes del choque generado por la COVID-19; poniendo especial énfasis en factores estructurales que lo hacen más vulnerable a los impactos económicos y sociales generados por la pandemia. Para tal fin se examinarán las vulnerabilidades externas y fiscales del país, los principales desafíos del sector empresarial, así como los retos del sector social. Adicionalmente, con base en este diagnóstico se ofrecen algunas recomendaciones respecto a las acciones de política que se deberían tomar, una vez finalizada la crisis, con el fin incrementar la resiliencia de la economía y permitir que el país retome una senda decrecimiento económico que permita mejorar las condiciones de vida de su población.

HAGA CLICK PARA VER EL DOCUMENTO