Para el 2023 es fundamental lograr un salario mínimo equilibrado, que mantenga el poder adquisitivo de los trabajadores pero que no lesione la capacidad de generar empleo en las empresas.

Haga clic para ver el documento