De esta manera, tiene por objeto establecer los requisitos aplicables a llantas neumáticas nuevas, para uso en vehículos automotores, remolques y semirremolques que circulen en el territorio nacional, a su proceso de instalación, y sistemas complementarios, así como a llantas reencauchadas, con el objetivo de prevenir o minimizar riesgos para la vida e integridad de las personas, así como prevenir prácticas que puedan inducir a error a los consumidores.

Así, se encuentran exceptuados las llantas neumáticas nuevas:
a. Llantas para competencias o exhibiciones deportivas o que ingresen al país de manera ocasional para participar en ferias o exposiciones, siempre que su cantidad no refleje intención alguna de venta.

b. Llantas destinadas a su comercialización fuera del territorio nacional.

c. Llantas para vehículos clásicos y antiguos.

d. Llantas que ingresan al país con destino a los procesos de ensayo, para fines de certificación.

e. Las llantas utilizadas en la operación de maquinaria rodante, de construcción o minería.

f. Llantas de uso para bicicletas, motocicletas, motonetas, motocarros, mototriciclos y cuatrimotos.

g. Llantas de categoría de velocidad inferior a 80 km/h.

Por último, durante los doce (12) meses siguientes a las fechas en las cuales empieza a regir la presente resolución, se podrán comercializar en el país vehículos nuevos, o llantas destinadas al ensamble de vehículos o como unidad de repuesto, cuya fabricación en Colombia o importación a Colombia se haya realizado antes de la fecha en la cual empieza a regir cada uno de los requisitos del presente reglamento técnico según corresponda, sin que se les exija el cumplimiento de las disposiciones establecidas en esta resolución.

Para mayor información acceder al documento que se acompaña.