La joyería fue uno de los rubros de lujo que logró un mayor incremento en el país en los últimos tres años. Esta industria vio crecer su facturación, impulsada tanto por las exportaciones de insumos como de prendas terminadas.

Así, durante la pandemia, este negocio en ningún momento se vio afectado por el aislamiento, debido a la emergencia sanitaria, a lo que se sumó la recesión, ya que se mantuvo activo tanto en oferta como en demanda.

Un estudio de la consultora McKinsey reveló que a nivel mundial la venta de joyería creció entre un 5% y un 6% anual en el 2019, 2020 y 2021. Sin embargo, en Colombia el negocio fue tan rentable que el alza trazada estuvo entre un 7% y 9% interanual, a pesar de los retos sanitarios y sociales que sorprendieron al país.

“La gran mayoría de las joyerías en el territorio nacional lograron mantener las cifras en ventas del año 2019 o, por fortuna, crecieron después de la pandemia. Nosotros comercializamos $22.000 millones para ese año, en el 2020 fueron $24.000 millones y en el 2021, a la fecha, duplicamos el recaudo del año pasado”, explicó Alfredo Restrepo, gerente general y fundador de la Joyería Inter.

La bisutería fina o de gama alta ha sido uno de los detonantes del éxito de esta industria en el país, accesorios con pedrería preciosa y semi preciosa, hechos en bronce, cobre y plata, con baños en oro, son la receta del éxito, resultando en artículos únicos que se cotizan en $1.500.000, es decir, al rededor de US$375 al cambio del día.

Restrepo subrayó que, en pandemia, una de las grandes creencias fue que “al lujo le iba va a ir muy mal, ya que las personas gastarían solo en cosas de primera necesidad pero, por el contrario, en nuestro caso logramos ventas representativas durante los primeros meses de la emergencia sanitaria”.

Datos de la empresa Inter indican además que el crecimiento en joyería para el 2019 estuvo por $16.156 millones, en el 2020 fue de $18.406 millones y en el 2021 ha sido de $26.553 millones.

De acuerdo al estudio de McKinsey, se identificaron tres tipos de consumidores que impulsan el crecimiento de las joyas de marca: los de 'dinero nuevo' que usan joyas de marca para mostrar su riqueza recién adquirida (a diferencia de los consumidores de 'dinero antiguo', que prefieren las reliquias o las joyas de la herencia.

También están los de 'mercados emergentes', para quienes las marcas establecidas inspiran confianza y el sentido de un estilo de vida mejorado; y por último están “los jóvenes” que recurren a las marcas como medio de autoexpresión y autorrealización.

Pero no solamente las ventas de joyería a nivel nacional crecieron, las ventas al exterior también registraron aumentos en los mercados internacionales.

Datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), indican que a octubre del presente año, las exportaciones de bisutería representaron más de US$17 millones, en comparación con los más de US$10 millones que se vendieron al exterior en el mismo periodo.

En cuanto a joyería, en el 2020 se registraron ventas al exterior entre enero y octubre por más de US$983.000, frente a los más de US$591.000 que se comercializaron en los primeros 10 meses del presente año. Y en orfebrería, se lograron exportar para el mismo lapso más de US $2 millones, duplicando lo comercializado en el 2020.

Así, en total, entre enero y octubre del presente año se colocaron en los mercados internacionales más de US$20 millones en bisutería, joyería y orfebrería, en comparación con los US$12 millones que el país colocó en los mercados mundiales en el 2020.

Los países a los que Colombia destinó los artículos de lujo fueron, sin contar los del continente asiático, Estados Unidos, Chile, Guatemala, México, Suiza, Panamá y Alemania.

En la misma línea, las esmeraldas colombianas siguen aumentando su participación en los mercados internacionales, ya que las exportaciones han crecido en un 300%.

La razón, el aumento en la producción de las gemas, así como la salida de stocks que quedaron sin comercializar en pandemia, han permitido que las piedras preciosas sean las más vendidas en los mercados internacionales.

“La salida de todos los inventarios de gemas represados de la producción del 2020 salieron al exterior gracias a la reactivación del mercado internacional, y que se sumaron a las piedras que se han extraído en lo corrido del año”, señaló Oscar Baquero, presidente de la Federación Nacional de Esmeraldas de Colombia (Fedesmeraldas).

Según estimaciones del gremio, en el 2021 esperan cerrar ventas el mercado internacional por encima de los US$120 millones.

“No significa que hayamos multiplicado la comercialización, sino que estamos recuperando el mercado que habíamos perdido y estamos liberando inventarios”, dijo Baquero.

Fuente: Portafolio. (Diciembre 2021). “Colombia crece 3 puntos más que el resto del mundo en el mercado de joyas”. Tomado de: https://www.portafolio.co/negocios/empresas/colombia-crece-3-puntos-mas-que-el-resto-del-mundo-en-mercado-de-joyas-559733