SuperIndustria reglamentará control metrológico aplicable a surtidores, dispensadores y/o medidores de combustibles líquidos

En días pasados, la Superintendencia de Industria y Comercio, publicó para comentarios el Análisis de Impacto Normativo mediante el cual “reglamenta el control metrológico aplicable a surtidores, dispensadores y/o medidores de combustibles líquidos”.

De esta manera, tiene como finalidad poner en conocimiento las debilidades o dificultades que han limitado el accionar del reglamento técnico contenido en las Resoluciones 77507 de 2016 y 67760 de 2018, aplicables a surtidores, dispensadores y/o medidores de combustibles líquidos, así como la consecución de beneficios esperados de dicha intervención. En esa medida, y bajo la metodología del Análisis de Impacto Normativo (AIN), posteriormente se someterán a consulta algunas posibles alternativas de solución a los inconvenientes identificados.

Así, con el objetivo de mejorar la competitividad y el entorno para el desarrollo productivo, se ordenó la reorganización del SICAL para proporcionar a los empresarios y ciudadanos un mayor nivel de confianza en operaciones del mercado, ofrecer garantías, informar sobre los bienes y servicios disponibles para el consumidor y aumentar la capacidad tecnológica del sector productivo mediante la generación de normas mínimas de producción, operación y gestión, a través de las herramientas existentes al alcance del gobierno nacional, y cuya intervención no perjudique de manera significativa la operación autónoma del mercado.

Igualmente, las disposiciones técnicas contenidas son aplicables a “sistemas de medición dinámicos para cantidades (volumen o masa) de líquidos distintos del agua, sujetos a controles legales metrológicos”, es decir, a aquellos instrumentos que se emplean en la medición y que constan como mínimo, de tres partes esenciales: un medidor, un punto de transferencia y un sistema de circulación hidráulico que moviliza y registra la cantidad de líquido que atraviesa dicho sistema. Este tipo de sistemas de medición suele contar con elementos adicionales como dispositivos de eliminación de gases, filtros, sistemas controlados de disposición de vapores, dispositivos de corrección, controles de flujo, entre otros.

Por último, aunque este tipo de instrumentos suelen ser empleados en actividades relacionadas con el petróleo y sus derivados, alimentos líquidos y bebidas (alcohólicas y no alcohólicas), alcoholes, y otros tipos de agua (destilada, desionizada, desmineralizada, etcétera) “que no se encuentran cubiertos por la recomendación OIML R 49”5, el caso concreto del presente estudio se enmarca dentro de los dispositivos de medición empleados en actividades cuyo producto a medir es el petróleo crudo, hidrocarburos líquidos, gas licuado de petróleo, gasolina, lubricantes, aceites industriales, gas natural comprimido u otros derivados del petróleo.

De este modo y debido a las implicaciones que la iniciativa pueda tener para el gremio, lo invitamos a dejar sus comentarios a más tardar el día 27 de noviembre de 2020.

Archivo Adjunto: