Usted está aquí

DISCURSO CLAUSURA DE CONGRESO NACIONAL DE COMERCIANTES, NEXOS 2018

PEREIRA, SEPTIEMBRE 14 DE 2018,   PEDRO MARÚN MEYER

Hoy hace un año, en el marco del Congreso Nacional de Comerciantes que realizamos en Santa Marta, organizamos un foro con los aspirantes a ocupar la primera magistratura. Usted, Señor Presidente, fue la persona que despertó más aplausos y admiración entre los comerciantes que nos acompañaban en el recinto. Esa fue una premonición y ahora tenemos el gusto de que nos acompañe, pero ya en calidad de Primer Mandatario de la Nación. ¡Bienvenido!
 
Con su padre, el doctor Iván Duque Escobar, me unieron sentimientos de aprecio, de amistad, de afinidad por las ideas liberales y la admiración por Simón Bolívar. Tuve la ocasión de compartir con él, momentos de tertulia literaria y “tours” por librerías y anticuarios de Bogotá, buscando rarezas bibliográficas. Son recuerdos gratos.
 
En el acto de instalación de este magno evento hicimos un homenaje especial a Guillermo Botero Nieto por su muy fructífera gestión al frente de los destinos de la federación, a la que supo con su liderazgo llevar a los más altos niveles de consolidación y de reconocimiento.
 
De nuevo mil gracias Guillermo.
 
LA SITUACIÓN DEL PAÍS
 
Quiero compartirles los resultados de un ejercicio infalible, para conocer el estado de ánimo y la situación de las personas de un país, y es consultar la lista de los libros más vendidos.
 
En Estados Unidos, los dos libros de mayor venta en este verano son: “Fuego y furia en las entrañas de la Casa Blanca de Trump”, escrito por Michael Wolff y la novela de Clinton, “El Presidente ha desaparecido”. Sobran comentarios.
 
A propósito de la novela de Clinton, celebramos en este Congreso, que nuestro Presidente esta vez haya aparecido.
 
En España los títulos que más se venden son: “El día que se perdió la cordura”, de Jaime Castillo, y el del periodista Ignacio Carretero “Fariña: Historia e indiscreciones del narcotráfico”.
 
En Argentina tampoco están bien de ánimo porque los tres libros más vendidos en agosto fueron: “¡Caos!”, de Magali Tajes, ¡Sálvese quien pueda”, de Andrés Oppenheimer, y “Pablo Escobar infraganti”, escrito por su hijo que ahora se llama Sebastián Marroquín Santos.
 
En cuanto a Colombia, ahora, en la lista de los más vendidos están: “Historia mínima de Colombia”, de Jorge Orlando Melo, “Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes”, de Elena Pavilli, “Hoy es siempre todavía”, de Alejandro Gaviria, “La Semilla del Triunfo”, de Everth Bustamante y “El futuro está en el centro” de Ivan Duque. Esta es nueva evidencia acerca del
 
optimismo y confianza que ahora se respira en nuestro país. Es lo que en FENALCO denominamos el “efecto Duque”.
 
Nuestro futuro es promisorio, pero el camino tiene espinas.
 
Por ejemplo, la crisis turca, dicen algunos analistas, es tanto o más grave que la registrada en 1997 y 1998 en Tailandia, Surcorea y Rusia, que arrastró a buena parte del mundo a una recesión.
 
Ni qué decir de la crítica situación que vive Argentina, cuyo crecimiento en este año será negativo, o la dificultad de la Gran Bretaña de acomodarse a la nueva realidad de estar por fuera de la Unión Europea, o la guerra comercial hecha realidad entre Estados Unidos y la China. Esto, sin olvidar que la Reserva Federal Americana seguirá subiendo las tasas de interés, lo cual se traducirá irremediablemente, en un fortalecimiento del dólar.
 
COMPETITIVIDAD Y MODERNIZACIÓN DEL PARQUE AUTOMOTOR
 
Señor presidente, compartimos su promesa de campaña sobre la necesidad de aumentar la competitividad de la economía colombiana. Esto es absolutamente necesario. Requerimos aumentar la producción exportable y no culpar a los acuerdos comerciales firmados por Colombia. ¿por qué Perú, México y países del Triángulo Norte, entre otros, sí exportan con facilidad al mundo y nosotros, no?. A nuestro juicio son varios los factores: primero, falta de mentalidad exportadora, que no cambiará mientras sigamos dedicados a proteger el mercado nacional de la competencia extranjera. En segundo lugar, a la inestabilidad e inseguridad jurídica del entorno regulatorio de Colombia, que tiene 25 mil medidas no arancelarias.
 
En tercer lugar, la poca competitividad ocasionada por las dificultades en la infraestructura y la existencia de un parque automotor con casi 25 años de obsolescencia, agravada con la imposición por las vías de hecho de la “chatarrización uno x uno”.
 
Respetuosamente sugerimos desmontar este esquema, que impide la libre entrada y salida de vehículos de carga. No ha beneficiado a nadie.
 
¿Con qué camiones vamos a transitar las vías que a un alto costo estamos construyendo?.
 
Inaguramos una refinería en Cartagena a un altísimo costo y estamos quemando en vehículos obsoletos su diésel, diseñado para tecnologías modernas, superiores a Euro 4. Por otro lado, los costos anuales de la contaminación del aire en las ciudades colombianas ascienden a $20 billones de pesos.
 
Señor Presidente, nos preocupa sobre manera el anuncio de prorrogar el sistema de chatarrización un año más, porque aplaza la modernización del parque automotor de carga.
 
CONTEXTO ECONÓMICO INTERNACIONAL.
 
Una guerra comercial no le trae beneficios a nadie, son diferentes niveles de perdedores, y creo que tanto gobierno como empresarios debemos detectar riesgos y oportunidades
 
para incrementar nuestro comercio exterior, a pesar de la actual turbulencia del comercio internacional.
 
Me viene a la memoria la expresión de un embajador norteamericano, hace diez años en un foro de FENALCO: “No esperen que mis compatriotas gringos vengan a golpear a sus puertas para preguntarles qué tienen para venderles”.
 
FENALCO VOCERO INDEPENDIENTE.
 
Los Gremios cumplen una importante función de orientación y equilibrio. Previene excesos en las políticas gubernamentales. FENALCO no ha sido apéndice de ningún gobierno ni tampoco un contradictor de oficio.
 
Así como apoyamos las orientaciones que propendan por la legalidad, el emprendimiento y la equidad, como lo hemos hecho en nuestra historia gremial, expresaremos nuestras opiniones, con todo el respeto y la argumentación debida.
 
Planteamos al anterior gobierno, sin obtener respuesta, la ampliación de los plazos para el pago de crédito hipotecario. Celebramos que esta propuesta ha sido acogida por su gobierno.
 
De otro lado, pedimos que la tasa de usura fuera más baja y que debía fijarse mensualmente, para que sus reducciones se transmitieran más rápido al consumidor. Propusimos un cambio de fórmula para que dicha tasa no fuese tan alta.
 
Insistimos en la aceleración de la inclusión financiera, en la consolidación de los avances en la bancarización, y en la fijación de tasas más bajas de interés bancario. Con una inflación del 3% nos parece oportuno y viable reducir la tasa de usura que hoy se acerca al 30%.
 
RETOS EMPRESARIALES
 
Muy importante, fortalecer las políticas y programas destinados a mejorar la productividad y la competitividad, mediante innovaciones y el estímulo al talento emprendedor.
 
Tenemos claro que el ecosistema digital está transformando al mundo, cambiando la vida familiar, las relaciones sociales, los procesos productivos, la transferencia del conocimiento y la divulgación de la ciencia, la política y las relaciones del marketing.
 
Por esto tenemos diseñado un portafolio de transformación digital e innovación, con servicios, sinergias y buenas prácticas en e-commerce, inteligencia artificial, distribución online, facturación electrónica y servicios de inclusión financiera, entre muchos otros.
 
Debemos garantizar el fomento del emprendimiento.
 
Nuestro compromiso hoy es acompañarlos para que permanezcan en el tiempo; en esta tarea FENALCO está con los empresarios del futuro.
 
Bien lo dijo usted, señor presidente, en su discurso de posesión: “…Una sociedad de emprendedores nos permite ver más allá de lo evidente”.
 
REVOLUCIÓN EDUCATIVA
 
FENALCO valora mucho, Señor Presidente, su iniciativa de lograr que los jóvenes de Colombia salgan con dos diplomas debajo del brazo, el de bachiller académico y el que certifique que saben algún oficio concreto, ya que éste último otorga a los jóvenes competencias laborales. Esta es una revolución educativa que confiamos pueda materializarse.
 
Con el mejoramiento de la educación, podremos combatir la elevada informalidad. FENALCO ha beneficiado a más de 200 mil personas, promoviendo la cultura de la legalidad.
 
EL AGRESIVO ENTORNO REGULATORIO Y DE TRÁMITES ASFIXIA A LOS EMPRESARIOS
 
Debe el gobierno facilitar la vida a los empresarios en lugar de ponerles trabas. Como usted lo ha dicho en diferentes escenarios, tener empresa en Colombia es un deporte de alto riesgo. Entre todos los propósitos expresados en su discurso de osesión, uno de los que más seduce es el siguiente: “Vamos a hacer de la nuestra, una economía libre de trámites innecesarios.”
 
Francamente estamos agobiados por el arrume de normas que diariamente expiden los poderes públicos, que ponen en peligro la llama del emprendimiento y estimulan la informalidad y el contrabando.
 
En los últimos 16 años, se han expedido 96.000 nuevas normas, 6.000 por año, 16 diarias. Los empresarios nos sentimos asfixiados.
 
FENALCO presentó al Ministerio de Comercio Industria y Turismo, un inventario elaborado con sus afiliados, de los trámites más engorrosos, normativa incumplible, obsoleta e innecesaria. Hemos compartido situaciones que rayan con lo absurdo y que impiden a los empresarios desarrollar adecuadamente sus actividades, y los mantiene en constante riesgo sancionatorio y reputacional. La disposición de la Circular de la Superintendencia de Industria y Comercio, que exige congelar el precio de los productos 30 días antes y 6 meses después de realizar una promoción u oferta es absurda.
 
Los programas de posconsumo, que no atienden la realidad de los mercados, ni los avances tecnológicos de los productos, crean cargas adicionales a los empresarios. 
 
El reporte de información excesiva e innecesaria exigida a pequeños almacenes de insumos agropecuarios que los tiene en vilo ante la Superintendencia de Industria y Comercio, o la eterna problemática de la doble tributación con el impuesto ICA.
 
En productiva reunión sostenida con el ministro José Manuel Restrepo, hace unos días, tuvimos la oportunidad de presentarle la agenda de FENALCO atinente a ese despacho y acordamos desarrollarla en forma concertada. 
 
Y nos complace mucho que el ministro en el conversatorio, de ayer en la tarde, haya manifestado la gran importancia que le concederá al comercio interno durante su gestión.
 
Qué bueno sería erradicar la centenaria costumbre colombiana de creer que la expedición de normas a granel resuelve nuestros problemas, cuando la hiperregulación es la principal causa de los mismos.
 
Qué nociva costumbre la de reformar la Constitución Nacional cada ocho meses.
 
FENALCO ha contabilizado 47 reformas en 27 años, sin contar las 2.400 páginas del Acuerdo de Paz, elevado a rango constitucional, ¿Dónde quedan la estabilidad jurídica y la confianza en el Estado de Derecho?
 
Así las cosas, para una empresa es más importante contratar un avezado asesor que ayude a desenmarañar el marco jurídico tan cambiante, que contratar a un ingeniero mecatrónico o a un experto en transformación digital.
 
Los parlamentarios deben valorar que derogar leyes y archivar proyectos inútiles, son actos tan válidos como crear nuevas.
 
La propuesta de FENALCO es derogar tres normas por cada nueva que se expida.
 
EL DRAMA VENEZOLANO Y SUS SECUELAS
 
Me entristece como persona de frontera, la tragedia del pueblo venezolano. Sobra agregar que respaldamos totalmente su decidida y valerosa postura frente al régimen de Nicolás Maduro, así como su política de solidaridad con los emigrantes. 
 
Veamos un dato que dibuja su dura realidad: el índice McDonald´s, el cual mide cuánto tiempo requiere en el mundo un trabajador para comprar una hamburguesa, nos indica que en Chile son 25 minutos, en Colombia 1 hora y en Venezuela 1 mes y 10 días. La inflación ronda el millón por ciento. 
 
“Venezuela la mil veces rica, la humeante de petróleo pero husmeante de pan” según dijera el gran poeta Alberto Zalamea en su obra cumbre “El sueño de las Escalinatas”, está hoy destruida por la nefasta aventura del ruinoso socialismo del siglo XXI.
 
Valoramos los esfuerzos del gobierno nacional, de los países amigos como los Estados Unidos, de organismos
 
internacionales y de instituciones caritativas para aliviar el dolor de los miles y miles de venezolanos que huyen de su tierra.
 
¿POLÍTICA INDUSTRIAL O POLÍTICA EMPRESARIAL?
 
Con el respeto que me merecen los colegas manufactureros, es hora de que Colombia se ponga a tono con las realidades internacionales: la interpretación del concepto de política industrial debe ampliarse a diversos sectores empresariales y no emplearse exclusivamente para la industria.
 
Las políticas para mejorar la productividad de la economía,deben incluir al comercio y los servicios, porque sin ellos laindustria no podrá ser más productiva. No se debe hablar depolítica industrial sino de política empresarial. Y es allí dondecabe plenamente su pasión Señor Presidente, por el impulso yla expansión de la economía naranja.
 
Colombia parece vivir aferrado al concepto de bienes más quede servicios, de lo tangible sobre lo intangible. Hablamos de
 
ingeniería industrial pero raras veces de la ingeniería financiera,de la ingeniería comercial y de los analistas de datos, entreotras. Sólo por mencionar un ejemplo de su importancia, elsector de los contenidosdigitales genera un millón de empleos.
 
Los empresarios de hoy comprenden muy bien, que lacreatividad es monetizable y altamente rentable. El concepto deeconomía naranja ha dejado de ser un simple slogan paraconvertirse en un puntal del desarrollo.
 
El BID, además de financiar el desarrollo latinoamericano,advirtió sobre la inconveniencia de seguir insistiendo en unapolítica industrial, en lugar de una política empresarial.
 
TIPPING POINT A LA COLOMBIANA
 
A comienzos de siglo se publicó el libro del norteamericanoMalcolm Gladwell, en el cual se expone la tesis del tipping point, que en apretada síntesis es el punto en el que las cosas de un momento a otro despegan.
 
La mejor forma de entender los cambios misteriosos que jalonannuestra vida cotidiana, ya sea la aparición de una tendencia enla moda, el retroceso de las oleadas de crímenes, latransformación de un libro desconocido en un éxito de ventas, oel marketing voz a voz, es tratarlos como puras epidemias. Lasideas, los productos, los mensajes y las conductas se extiendenentre nosotros igual que los virus.
 
La idea central es que todo problema o situación tiene un puntode quiebre, un pequeño detalle puede hacer la diferencia entreel éxito y el fracaso. El borrar todas las noches los grafitis en elmetro de Nueva York volvió a esta ciudad más segura.
 
Esperamos, Señor Presidente que nos ayude a cambiar deparadigma, a pensar en el mañana con más optimismo y a demostrarnos que sí podemos alcanzar el progreso en un lapsono tan largo.
 
Presidente, usted está llamado a ser el impulsor del TippingPoint colombiano!!.
 
LA CUESTIÓN TRIBUTARIA
 
El señor Ministro de Hacienda le contó al país que elpresupuesto de la Nación para el próximo año estádesbalanceado en 25 billones de pesos. ¿No será que llegó lahora de darle un giro al proceso presupuestal y del gasto públicoen Colombia?.
 
Respecto a la necesidad de superar el déficit fiscal, FENALCOno ve salidas diferentes a la reducción del gasto público. Paraello, nuestro apoyo total.
 
De igual manera, le proponemos resucitar el monotributo o crearun mecanismo de simplificación de trámites para laformalización de los pequeños empresarios, pero lo queadvertimos al gobierno fue que de no haber un proceso depedagogía, de persuasión, de convencimiento y deacompañamiento, los pequeños comerciantes, caso concretolos tenderos de barrio, no se inscribirían ante la DIAN.
 
Dicho y hecho: luego de dos años largos de su implementacióny frente a un universo de unos 720 mil pequeños comercios, nose acogieron a este régimen más de 100 de ellos; es más nisiquiera se enteraron de sus beneficios.
 
Fracaso total. El Ministro de Hacienda anterior creyó que lavinculación de estos empresarios a la formalidad impositiva eracosa de birlibirloque. Desestimó el asunto y ahí están los
 
desastrosos resultados de un proyecto clave para laformalización, hoy, nuevamente FENALCO está listo a prestarsu concurso para efectuar esta titánica cruzada.
 
Ayer el director de la DIAN nos anunció que el gobierno lanzaráesta iniciativa de simplificación tributaria; la apoyamos peroadvertimos que no se deben cometer los errores del pasado.
 
EL SALARIO MÍNIMO
 
Y no puedo dejar de hacer una referencia a la importante, audazy por supuesto polémica propuesta del Presidente y hoy Senador Álvaro Uribe, sobre el incremento por una sola vez delsalario mínimo.
 
Conocida la misma, FENALCO pidió al Ex Ministro JorgeHumberto Botero, Presidente del Consejo Gremial Nacional, queconvocara una reunión extraordinaria, en la cual se dejó claroque el tema no es del resorte del Congreso, sino que por
 
mandato constitucional, el tema debe ser analizado en el senode la Comisión Permanente de Políticas Laborales y Salariales.
 
Así las cosas, lo conducente era reunirla, lo cual ocurrió bajo elmuy oportuno y acertado liderazgo de la Ministra de Trabajo,Alicia Arango, quien invitó a los representantes de la centralesobreras, dentro del espíritu de inclusión, diálogo y concertacióndel actual gobierno. En unos meses, después del estudio yanálisis de tan delicada materia se tomará una decisión final,dentro de esa Comisión, claro con la aprobación de su gobierno.
 
EL CÁNCER DE LA CORRUPCIÓN
 
Este Gremio abandera su causa de atacar de raíz la politiqueríay la corrupción. Presidente, usted lo está haciendo muy bien yno está solo: el empresariado colombiano, el mismo que generala riqueza y el empleo, quiere expresarle su entusiasta apoyo.
 
Pedimos desde aquí a la dirigencia política, al Congreso de laRepública, a los independientes y a los opositores, que lo dejengobernar.
 
Usted está demostrando que sí se puede hacer una buenaadministración y liderar políticas públicas apropiadas sin apelara la mermelada, a los cupos indicativos y todos suseufemismos. No vaya a tirar la toalla.
 
No vaya a claudicar ante las críticas de personas que loapoyaron en la campaña, pero que lo cuestionan por haberconformado un gabinete técnico.
 
El monstruo de la corrupción no lo venceremos a punta denormas. El Fiscal Martínez, cuando fue Ministro de Justicia en1995 sacó adelante un Estatuto Anticorrupción pero no pasónada. La Ley 1474 de 2011 se llama Estatuto Anticorrupción yestableció fuertes sanciones para quienes incurran en ilícitospara desfalcar al Estado, fijó inhabilidades por 20 años, amplió
 
los términos de prescripción para los delitos de corrupción,acogió las recomendaciones de la OCDE con el fin de combatirel cohecho internacional y, ¿qué ha pasado? El monstruo siguecreciendo.
 
El problema no es de normas pues las hay en exceso. Elproblema está en aplicarlas. Confiamos que la Señora Ministrade Justicia, Gloria María Borrero, lidere la tarea de volvereficiente la justicia.
 
Durante la campaña presidencial, una frase suya muy valoradapor los analistas políticos fue: “El que la hace la paga”, por laimportancia que tiene en un país de tanta violencia e impunidad.Qué bueno que haya escogido al Doctor Guillermo Botero comoMinistro de Defensa para liderar esa cruzada.
 
Apreciado Presidente:
 
Tuve el gusto de leer su reportaje a la revista Semana. Dijo usted:
 
“En cuatro años lo que más deseo es regresar a mi casa, mirara mis hijos a los ojos y decirles: tenemos un mejor país, conmás futuro y mejores oportunidades para todos. Quiero quecuando se piense en lo que fue mi gestión, exista la idea de queIván Duque puso a Colombia a pensar en grande y a trabajarpor un país menos dividido”.
 
Confiamos, por el bien de la patria, que su deseo se cumpla.Nosotros lo ayudaremos desde nuestros negocios, desdenuestros puestos de trabajo, cumpliendo con nuestras obligaciones tributarias, a consolidar el desarrollo, la justicia y lapaz. Porque sólo así tendremos Patria y como lo expresó el antioqueño Carlos Castro Saavedra, uno de los poetas preferidos de mi padre:
 
Cuando se pueda andar por las aldeas
y los pueblos sin ángel de la guarda.
Cuando sean más claros los caminos
y brillen más las vidas que las armas.
Cuando la espada que usa la justicia
aunque desnuda se conserve casta
Cuando reyes y siervos juntos al fuego,
fuego sean de amor y de esperanza.
Cuando de noche grupos de fusiles
no despierten al hijo con su habla.
Cuando al mirar la madre no se sienta
dolor en la mirada y en el alma…
 
Solo en aquella hora
podrá el hombre decir que tiene patria.
 
 
 
Muchas gracias.