Usted está aquí

XIII CENSO NACIONAL DE MERMAS Y PREVENCIÓN DE PÉRDIDAS
94.000 millones de pesos sustraen los empleados en las grandes superficies del país
 
Casos de robo en 2014 subieron 64%en los supermercados colombianos
Aparecen por primera vez los multivitamínicos, entre los productos más robados.
 
Cartagena D.T. septiembre de 2015 – Durante el Congreso Nacional de Comerciantes que se realiza en Cartagena, FENALCO dio a conocer los resultados del más reciente Censo Nacional de Mermas y Prevención de Pérdidas, realizado por el Centro de Investigación del Consumidor, CICO, con base en los resultados  registrados durante el 2014 por los principales almacenes de cadena del país.  De acuerdo con el informe, el robo alcanzó la cifra de 189 mil millones de pesos, 15% más con respecto al 2013. Una de las cifras más preocupantes, de acuerdo con Gillermo Botero Nieto, presidente de Fenalco es el robo por parte de los empleados de estos establecimientos, que creció 17%, pasando de 80.565 millones en 2013 a 94.263 millones en 2014.
 
Los casos de robo se incrementaron en 64%, pasando de 64.568 casos a 105.618, cifras solo comparadas con los datos registrados en 2005 y 2010. De acuerdo con Leonardo López, director Comercial de Cico,  para dimensionar la magnitud de este problema, la cifra de robos sería el equivalente a cubrir 14.009 puestos de trabajo durante un año con todas las prestaciones sociales de ley.
 
Según el informe, el fenómeno del robo sigue teniendo un fuerte componente de bandas delictivas organizadas, de hecho se calcula que equivalen a un  53%.
 
Nuevos productos en el top 10 de los más robados
 
Durante el 2014, los productos más robados fueron en su orden: Carnes frías, gaseosas, ropa en general, aparatos electrónicos, licores, enlatados, cremas de dientes, ferretería, productos de belleza y aparecen por primera vez los multivitamínicos.
 
La principal modalidad de robo es ocultar mercancías en prendas bolsos y carteras (41%); sustracción de mercancías en bolsas de aluminio (10%); mercancías en bolsa plástica del almacén y tiquetes falsos (9%); uso de desactivadores (6%).