Usted está aquí

X CENSO NACIONAL DE MERMAS Y PREVENCIÓN DE PÉRDIDAS

114.843 millones de pesos dejaron de recibir las grandes cadenas minoristas del país en 2011 por el robo externo e interno en sus establecimientos. Los productos enlatados, especialmente el atún, son los que más hurtan.

Bogotá D.C., octubre 30 de 2012.

Así lo revela la Federación Nacional de Comerciantes, FENALCO, al presentar las cifras del décimo Censo Nacional de Mermas en el mercado detallista.

Este último estudio que contiene cifras correspondientes al año 2011 y representa el 92% de todo el sector, muestra una reducción del 18% en los robos a los supermercados. Para el año censado estos almacenes perdieron 114.843 millones de pesos, una cifra inferior a la registrada en 2010 de $140.446 millones.

En el robo externo con 90.360 casos detectados, el impacto monetario fue de 64.177 millones de pesos mientras que en el robo interno con 2.948 casos, sumó $50.666 millones. La cifra total equivaldría a construir 4.544 viviendas de interés social, y a generar 12.378 puestos de trabajo durante un año incluyendo prestaciones sociales.

El estudio revela que ocultar la mercancía en prendas y carteras es una de las principales modalidades de robo externo con un 19%, le sigue el consumo de alimentos dentro de la tienda con 18%, el cambio de códigos con un 13% y el uso de bolsas de aluminio con un 6%. De acuerdo con los datos, vuelven a aparecer las devoluciones fraudulentas y el fraude con documentos valores.

El ranking de los productos más hurtados en los almacenes de gran formato lo encabezan nuevamente los productos enlatados, especialmente el atún. En segundo lugar se ubican los productos cárnicos ascendiendo una posición al igual que los licores al obtener el tercer puesto. Los electrodomésticos y aparatos tecnológicos ocupan el cuarto lugar y las gaseosas figuran como el quinto en la lista. En esta medición las prendas de vestir descienden del cuarto al décimo puesto y los artículos de aseo pasan del segundo al octavo. En cuanto al valor monetario de los robos, los aparatos tecnológicos y los electrodomésticos, los licores y los productos cárnicos ocupan los tres primeros puestos respectivamente. Según el Presidente de FENALCO, Guillermo Botero Nieto, esta disminución de los robos se debe a que las estrategias de las grandes cadenas están funcionando, “los controles implementados están ayudando a aminorar cada vez más este fenómeno que deprime la rentabilidad de estos almacenes, los cuales generan más de cien mil puestos de trabajo”.