Usted está aquí

SUPERMERCADOS, A REINVENTARSE

Crece en el mundo el interés por el drástico cambio que vive el comercio detallista en los Estados Unidos, lo que se ha dado en llamar el apocalipsis del retail. La llegada de nuevos actores, procedentes del comercio electrónico, está generando una rivalidad feroz y amenaza el futuro de muchas compañías, incluso aquellas que están muy consolidadas. En Colombia, aparte del avance del comercio en línea para bienes de consumo masivo, está el crecimiento exponencial del modelo hard discount, cuya cuota de mercado en este año ya alcanzó el 12%. Hace seis años aquí no existía este formato. Al parecer la urgencia del día a día impide a muchos responsables de supermercados disponer de una imagen global de estado de la organización, detectar cómo se están transformando el sector y los consumidores y actuar de manera más ágil para adaptarse a los cambios. Entre las nuevas estrategias que el comercio moderno debe implementar para hacer frente al nuevo entorno, los expertos destacan una mayor fidelización del cliente: la inversión en tecnología y software debe servir para lograr una vinculación más fuerte entre los clientes y las marcas, y transmitir la misma experiencia de compra en cualquiera de los canales de venta, desde el establecimiento hasta la tienda online. También urge mejorar la trazabilidad de productos para detectar aquellos a punto de caducar, mejorar el acceso a información relevante de la tienda para empleados, proveedores y clientes y evitar la pérdida desconocida o merma, tema sobre el cual FENALCO ofrece anualmente información de gran valía. El otro aspecto en el que hay que insistir es en la gestión logística: El internet de las cosas, el análisis predictivo, la computación en la nube o la inteligencia de negocio facilitan el desarrollo de esta área a través de cambios específicos como el reaprovisionamiento automático de los inventarios. Estudios del DNP revelan que los costos logísticos representan el 15% de las ventas de las empresas, mientras que en países desarrollados están por debajo del 9%. Últimamente se destacan los costos de reposición de inventarios y las devoluciones (logística de reversa).