Usted está aquí

SuperIndustria establece diferencia entre contenido neto y contenido neto nominal de productos empacados
Publicación
Lunes, Septiembre 11, 2017 - 3:53pm

La Superintendencia de Industria y Comercio emitió concepto respecto de la diferencia existente entre el contenido neto y contenido neto nominal de los productos empacados o envasados. Al respecto precisó que dicha diferencia se debe a que ciertos productos con el transcurso del tiempo pueden ir perdiendo su masa por razones climáticas, de almacenamiento o por su misma naturaleza, lo cual implica que no siempre el contenido neto nominal informado por el productor o importador en el rótulo, sea igual al que obtiene el consumidor una vez adquiere el producto en el mercado.

 

Así las cosas, agregó esta Superintendencia, que los productores o importadores deben tener en cuenta la diferencia existente entre contenido neto y contenido neto nominal de un producto, siendo el primero aquel que recibe el consumidor cuando adquiere el bien en el mercado, mientras que el segundo es el declarado o anunciado en el producto. Además, precisó que los empacadores, productores, importadores o comercializadores, serán responsables solidariamente, frente al consumidor, en el evento de haber participado en la cadena de producción y puesta en circulación de un producto preempacado, que no cumpla con los requisitos metrológicos establecidos en los reglamentos técnicos correspondientes.

 

En consecuencia, el contenido neto de todo producto empacado o envasado deberá corresponder al contenido enunciado en su rotulado o empaque, no obstante existen tolerancias permitidas con respecto al contenido neto nominal de los productos.

 

Acorde con lo expuesto, la entidad recalcó que los productos preempacados deberán declarar en su rotulado el contenido nominal, esto es, la cantidad de producto sin incluir el material de empaque o elementos diferentes al producto, y esta a su vez, deberá corresponder al contenido real y la información que se presente al consumidor debe ser veraz, suficiente y no inducir en error al consumidor.