Usted está aquí

Radicado Proyecto de Ley que busca prevenir la contaminación ambiental y la intoxicación por plomo

En días pasados se radicó ante el Congreso de la República, el Proyecto de Ley No. 102 de 2018 de Senado “Por medio de la cual se establecen disposiciones para garantizar el derecho de las personas a desarrollarse física e intelectualmente en un ambiente libre de plomo, se fijan límites para el contenido de plomo en productos comercializados en el país y se dictan otras disposiciones”.
 

Este proyecto de ley tiene como finalidad fijar lineamientos que conlleven a prevenir la contaminación ambiental y la intoxicación por plomo, así como enfermedades producto de la exposición al metal.
 

Así bien, esta disposición aplicaría a todos los agentes públicos y privados, sean personas naturales o jurídicas que intervengan en la importación, utilización, fabricación, distribución y venta de objetos que contengan plomo por encima de los valores límites fijados en las reglamentaciones correspondientes.
 

Se pretende prohibir el uso, fabricación, importación o comercialización de los siguientes artículos que contengan plomo elemental en cualquiera de sus compuestos a los niveles expresados a continuación:
 

  1. Los juguetes y todos los productos sólidos diseñados para su utilización por los niños, cuya área de superficie pueda ser accesible a los mismos, no deben contener más de 90 ppm de plomo.

  2. Pinturas arquitectónicas, también llamadas de uso decorativo o del hogar y obra no podrán tener más de 90 ppm (0.009%) de plomo.

  3. Las tuberías y accesorios en contacto con el agua, empleadas en la instalación o reparación de cualquier sistema de distribución del líquido para uso humano, animal o de riego, no deben contener más de 0.25% de plomo. Por su parte, las soldaduras no deben poseer más de 0.2% de plomo.

Los productores y comercializadores de productos de tubería y accesorios que contengan plomo deberán señalar en una parte visible de las mismas, una mención expresa sobre el contenido de plomo del material y en el evento de superar los límites señalados, contemplar la advertencia clara, de que sólo pueden emplearse para procesos industriales.

Respecto de los artículos tecnológicos en los cuales es indispensable la utilización de plomo en algunas partes, las cuales no podrán ser accesibles a los niños, el gobierno reglamentará la materia, a fin de establecer los contenidos máximos en los mismos.

Adicionalmente, todas las baterías de plomo-ácido de desecho deberán entregarse a sus respectivos fabricantes o importadores y/o a quienes hagan sus veces, a efectos de que procedan a su manejo ambientalmente sostenible.

Los tenedores de baterías de desecho que no accedan al circuito comercial formal deberán entregarlas en los lugares que para tales efectos dispongan las autoridades municipales o distritales.

Queda totalmente prohibido importar baterías con plomo para reciclarlas en el país, o utilizar baterías de desecho para la recuperación de plomo por fuera de las entidades avaladas para ello por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

De este modo, y dadas las implicaciones que esta iniciativa puede implicar, les solicitamos nos hagan llegar sus comentarios a más tardar el próximo 21 de septiembre.
 

Consulte aquí el texto radicado ante el Congreso de la República.