Usted está aquí

MinHacienda se pronuncia sobre procedimiento tributario y sancionatorio en municipios

En días pasados el Ministerio de Hacienda y Crédito Público emitió el Concepto 18361, mediante el cual realizó algunas precisiones sobre el procedimiento tributario y sancionatorio en los municipios del país.

 

De esta manera, la Entidad recalcó que los municipios deben aplicar las normas de procedimiento del Estatuto Tributario Nacional, incluido el procedimiento administrativo de cobro.

 

Así, cuando se ha finalizado la discusión sobre la existencia de la obligación tributaria, le corresponde al contribuyente cancelar el valor adeudado y al municipio adelantar las acciones necesarias para asegurar el recaudo.

 

Para el efecto, indicó el Ministerio de Hacienda, es necesario precisar el valor de la obligación pendiente de pago; la actualización del valor, en caso de que existan sanciones, y la aplicación de pagos previos, si los hay.

 

El municipio no puede desconocer la existencia de sumas embargadas dentro del mismo proceso, por lo que, en caso de contar con la aprobación del deudor, ordenará la disposición de las mismas para aplicarlas a la deuda. En caso contrario, deberá seguir con el procedimiento de cobro coactivo hasta la liquidación de la deuda y la disposición de los valores embargados.  

 

Por otra parte, el artículo 634 del Estatuto Tributario regula los intereses moratorios y precisa que estos se generan por no cancelar oportunamente los impuestos, anticipos y retenciones. Así las cosas, no habrá lugar a intereses sobre el valor de las sanciones no canceladas oportunamente pero sí a la actualización de su valor conforme el artículo 867-1 del mencionado Estatuto.

 

Como se indicó, el municipio debe aplicar las normas de procedimiento del Estatuto Tributario Nacional, incluido el procedimiento de administrativo de cobro. En tal sentido, habiéndose finalizado la discusión alrededor de la existencia de la obligación, le corresponde al contribuyente cancelar el valor adeudado y al municipio adelantar las acciones necesarias para asegurar su recaudo.

 

Vale recordar que teniendo en cuenta la autonomía de la que gozan las entidades territoriales, las razones de inconformidad frente a los actos administrativos proferidos por el municipio deben ser presentadas ante el mismo municipio, haciendo uso del derecho de defensa y contradicción a través de los mecanismos previstos en las normas de procedimiento tributario, que este debe garantizar en cumplimiento del debido proceso que deben observar todas sus actuaciones.