Usted está aquí

EL RETO ES LA REACTIVACIÓN

En Marzo de 2017 la agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings revisó la perspectiva de calificación de Colombia BBB de negativo a estable. Este cambio estuvo ligado a la reducción del déficit de cuenta corriente, reducción de incertidumbres en torno a la senda de consolidación fiscal y la convergencia de la inflación al objetivo del banco central. Los eventos que podrían conducir a un cambio de calificación a positiva son: Reducción de vulnerabilidades externas del país, mejores perspectivas de crecimiento y mejorar el déficit fiscal y lo que podría conducir a un cambio de calificación a negativa sería la reaparición de desequilibrios externos, bajo crecimiento durante un periodo persistente y no reducción del déficit fiscal. Seis meses después el escenario más adverso tiene que ver con el pobre crecimiento de la economía. Es claro que la economía no alcanzará a crecer al 2% como lo afirma el Ministerio de Hacienda, ni mucho menos el 2.3% que proyecta el documento Marco Fiscal de Mediano y Largo Plazo publicado en junio. En cambio, es positiva la  corrección del déficit de cuenta corriente como porcentaje del PIB y seguramente se cumplirá la meta del 3.6%.  

Igualmente, el descenso de la inflación ha sorprendido favorablemente ubicándose en un nivel muy cercano al rango meta, después de haber alcanzado 8.9% en julio de 2016.  FENALCO insiste en que una de las prioridades de la política económica en la actual coyuntura, si no la primera, es la reactivación. Han sido muy tímidas, y algo tardías las acciones que se han tomado últimamente, por parte del gobierno, para estimular el consumo y la inversión.