Usted está aquí

“EL PARTIDO YA EMPEZÓ Y NOSOTROS VIÉNDOLO DESDE LA GRADERÍA”

Esta frase aplica para algunas empresas que ven cómo sus ventas caen, así como su participación en el mercado y piensan que es producto de la desaceleración económica. Esto le está ocurriendo a la emblemática firma norteamericana Kimberly Clark, fabricante de pañales Huggies y Kleenex. El año pasado su volumen de ventas sufrió una caída del 4% y según informa The Wall Street Journal despedirá a 5000 empleados y cerrará o venderá 10 de sus 91 fábricas presentes en todo el mundo. El crecimiento demográfico con una baja tasa de natalidad está reduciendo la demanda de pañales. Sin embargo, lo más grave es que las grandes compañías como Walmart están rebajando el precio de venta de los productos de Kimberly-Clark para competir con Amazon. Otros minoristas como Target o Costco necesitan atraer compradores a sus tiendas, por lo que también han ido rebajando los precios de los productos del Grupo. En Colombia, el crecimiento exponencial de los almacenes tipo hard discount probablemente ha resentido las ventas, tanto de industrias productoras de marcas líderes que no encuentran fácilmente la manera de que varios de sus productos sean codificados en estos almacenes, como de varios establecimientos que han visto cómo los hard discounts les han mordido cuota de mercado. Además, no olvidemos que el crecimiento anual de la población colombiana según DANE se ubica por debajo de 1.2%, realidad que en el mediano plazo puede resentir las ventas masivas de productos para bebés.