Usted está aquí

¿VIENTOS DE REACTIVACION?

Las ventas de los comerciantes en febrero tuvieron un mejor comportamiento que en los meses precedentes. No estamos seguros que la mejoría observada en el segundo mes del año signifique que en adelante las ventas van a crecer en forma sustancial. Incluso, los empresarios no expresan optimismo desbordado porque perciben que el primer semestre será bien duro en cuanto a reanimación de consumos. En febrero, de acuerdo con la encuesta mensual que realizamos a nuestros afiliados, el 33% reportó aumento en las cantidades físicas vendidas frente a igual mes del año anterior, en tanto que para el 22% hubo disminución. El balance de opiniones “buenas” y de opiniones “malas” fue de 11, que es el nivel más alto registrado desde diciembre de 2016. Entre las categorías que reportaron un mes más bien movidito se destacan las del sector automotor, motos y repuestos, así como el sector de textiles, confecciones y calzado. Subrayamos el hecho de que febrero de 2017 fue pésimo para el comercio en razón a que fue en ese mes cuando los consumidores sufrieron con todo rigor el aumento del IVA del 16 al 19%, así que hay un efecto estadístico insoslayable. Otra causa de la reanimación de las ventas tuvo que ver con la materialización del aumento en el salario mínimo para este año, que se situó cerca de dos puntos porcentuales por encima de la inflación. En el caso de víveres y abarrotes, los proveedores de las tiendas de barrio reportaron igualmente una mejoría, situación que atribuyen al lanzamiento de presentaciones de muy bajo costo individual dirigido a segmentos populares. En contraste, un sector que aún no levanta cabeza es el de artículos de ferretería, materiales de construcción y similares: la actividad edificadora sigue en la parte baja del ciclo.