La moda gana espacio en las ventas del comercio

Uno de los sectores clave para el comercio es el de las confecciones, textiles, calzado y artículos de cuero, que cada vez se traduce más en concepto de moda.

Según Fenalco, el clúster es vital para los centros comerciales ya que la mitad de la oferta de bienes la conforman estas mercancías.

La industria de prendas de vestir representa el 10% de todos los establecimientos manufactureros y una fracción significativa de su producción se dirige a los mercados externos.

El desempeño reciente del vestuario es bastante positivo mientras que para el calzado y productos de cuero el desempeño satisfactorio ha sido más prolongado.

En los últimos 12 meses el crecimiento de las ventas detallistas de ropa y textiles ha sido de 9,8% y en lo corrido del año el aumento de comercio de los productos del sector asciende a 10,3%. En lo que hace referencia al sector de calzado el ritmo de crecimiento anual es de 21%.

La Federación Nacional de Comerciantes ha detectado un cambio estructural en el sector y es el relacionado con el impacto de la moda.

La agremiación de los comerciantes señala que las encuestas sistemáticas que se han hecho en las principales ciudades del país muestran desde hace aproximadamente dos años un alza en la comercialización de este tipo de productos.

Los empresarios del sector comercio atribuyen los positivos resultados a los permanentes cambios de colección, a las fortalezas que tiene el país en materia de diseño y a un mejor momento económico que le permite a los consumidores tener un mayor poder adquisitivo y por ende darse más gusto con la compra de este tipo de bienes.

La innovación en los diseños y materiales también juega un papel determinante a la hora de brindarle opciones de compra a los grandes clientes de estos artículos.

El merchandising, al igual que los temas de publicidad también han influido en el comportamiento del sector.

A esto se suma la necesidad de los empresarios de acabar con los inventarios que ya están pasados de moda.

No es cuestión de precios

A diferencia de lo que sucedía hace algunos años, dice Fenalco que el precio ya no resulta un aspecto tan importante a la hora de comprar confecciones, calzado o productos de cuero. Tampoco es tan clave fechas como el Día de la Madre o regreso a clases, según lo que muestra el sondeo realizado por la agremiación entre sus afiliados.

Para las directivas de ésta es claro que este refinamiento por parte de los consumidores, sin duda, contribuirá al mejor desempeño del comercio doméstico de calzado y ropa.

En este comportamiento hay otro aspecto que ha comenzado a jugar en favor del comercio y es el crecimiento educativo y laboral de la mujer, una de las principales consumidoras.

A esto se suma el tema de eventos especiales organizados por las grandes cadenas de supermercados y los propios centros comerciales que con promociones y descuentos, que resultan llamativos, hacen que los clientes lleguen en una mayor proporción no sólo a mirar sino a efectuar las compras.

El objetivo del comercio es democratizar poco a poco en los consumidores el concepto de la moda.

Variación positiva en los datos de enero y febrero
Las cifras del Dane evidencian que el grupo de calzado y artículos de cuero mostró una variación positiva de 23% en los dos primeros meses del presente año, mientras que el de textiles y prendas de vestir aunque tuvo una menor variación, ésta superó 10%, datos que evidencian el buen momento por el que atraviesan este tipo de productos en cuanto a comercio interno se refiere.
 
Fuente Noticia: 

La Republica

Uno de los sectores clave para el comercio es el de las confecciones, textiles, calzado y artículos de cuero, que cada vez se traduce más en concepto de moda.

Según Fenalco, el clúster es vital para los centros comerciales ya que la mitad de la oferta de bienes la conforman estas mercancías.

La industria de prendas de vestir representa el 10% de todos los establecimientos manufactureros y una fracción significativa de su producción se dirige a los mercados externos.

El desempeño reciente del vestuario es bastante positivo mientras que para el calzado y productos de cuero el desempeño satisfactorio ha sido más prolongado.

En los últimos 12 meses el crecimiento de las ventas detallistas de ropa y textiles ha sido de 9,8% y en lo corrido del año el aumento de comercio de los productos del sector asciende a 10,3%. En lo que hace referencia al sector de calzado el ritmo de crecimiento anual es de 21%.

La Federación Nacional de Comerciantes ha detectado un cambio estructural en el sector y es el relacionado con el impacto de la moda.

La agremiación de los comerciantes señala que las encuestas sistemáticas que se han hecho en las principales ciudades del país muestran desde hace aproximadamente dos años un alza en la comercialización de este tipo de productos.

Los empresarios del sector comercio atribuyen los positivos resultados a los permanentes cambios de colección, a las fortalezas que tiene el país en materia de diseño y a un mejor momento económico que le permite a los consumidores tener un mayor poder adquisitivo y por ende darse más gusto con la compra de este tipo de bienes.

La innovación en los diseños y materiales también juega un papel determinante a la hora de brindarle opciones de compra a los grandes clientes de estos artículos.

El merchandising, al igual que los temas de publicidad también han influido en el comportamiento del sector.

A esto se suma la necesidad de los empresarios de acabar con los inventarios que ya están pasados de moda.

No es cuestión de precios

A diferencia de lo que sucedía hace algunos años, dice Fenalco que el precio ya no resulta un aspecto tan importante a la hora de comprar confecciones, calzado o productos de cuero. Tampoco es tan clave fechas como el Día de la Madre o regreso a clases, según lo que muestra el sondeo realizado por la agremiación entre sus afiliados.

Para las directivas de ésta es claro que este refinamiento por parte de los consumidores, sin duda, contribuirá al mejor desempeño del comercio doméstico de calzado y ropa.

En este comportamiento hay otro aspecto que ha comenzado a jugar en favor del comercio y es el crecimiento educativo y laboral de la mujer, una de las principales consumidoras.

A esto se suma el tema de eventos especiales organizados por las grandes cadenas de supermercados y los propios centros comerciales que con promociones y descuentos, que resultan llamativos, hacen que los clientes lleguen en una mayor proporción no sólo a mirar sino a efectuar las compras.

El objetivo del comercio es democratizar poco a poco en los consumidores el concepto de la moda.

Variación positiva en los datos de enero y febrero
Las cifras del Dane evidencian que el grupo de calzado y artículos de cuero mostró una variación positiva de 23% en los dos primeros meses del presente año, mientras que el de textiles y prendas de vestir aunque tuvo una menor variación, ésta superó 10%, datos que evidencian el buen momento por el que atraviesan este tipo de productos en cuanto a comercio interno se refiere.
 
Fuente Noticia: 

La Republica

Biblioteca de Medios

Página de Interes