Comercio en Colombia, una década de desafíos y resultados

Por Guillermo Botero Nieto
Presidente de FENALCO

La Federación Nacional de Comerciantes, FENALCO, como entidad gremial, encargada de fomentar el desarrollo del comercio y de orientar, representar y proteger sus intereses, dentro de un criterio de bienestar y progreso del país, exalta este año en su Congreso Nacional de Comerciantes 2012, el desempeño del sector comercio en la primera década del siglo XXI, que sin duda alguna, ha contribuido significativamente al desarrollo económico y social del país.
 
El mundo entró en una profunda transformación tecnológica y la creación y ejecución de estrategias innovadoras, en estos últimos diez años, impulsó a que las empresas de los diferentes subsectores que componen el comercio ajustaran sus estructuras organizacionales y operativas para responder a las nuevas necesidades y exigencias del mercado.
 
En el caso de los grandes almacenes y supermercados, el mejoramiento en los procesos de logística optimizó los tiempos de traslado y ubicación de productos en las góndolas, permitiendo a las empresas del retail ser más competitivas en precio, gracias a la disminución de costos en la cadena de abastecimiento. No obstante, hoy avanzan en la implementación del sistema RFID (Radio Frequency Identification) que permite identificar las mercancías desde su fabricación hasta que salen del supermercado, superando la funcionalidad del código de barras y generando mucha más confianza en las relaciones entre proveedor y comprador, al mismo tiempo que  beneficia a los productores.
 
En cuanto a su contribución en materia social, sobresale la creación de nuevos puestos de trabajo con la propuesta de tiendas exprés o por conveniencia, que se extienden por las principales ciudades del país. En tal sentido, se amplían los canales de distribución hacia nuevas zonas geográficas y estratos sociales, con el ánimo de integrar nuevos sectores al consumo.
 
Otro segmento del mercado que también se destaca por su innovación, expansión y consolidación, es el de centros comerciales. A la fecha, Colombia cuenta con unos 480 centros comerciales de distinta categoría, los cuales contribuyena la formalización de la economía, al desarrollo local, a la vinculación de la fuerza laboral y al impulso de la actividad edificadora del país. Según datos de FENALCO,cada 23 días se está abriendo un nuevo complejo comercial y habitantes de ciudades intermedias como Sincelejo, Popayán y Barrancabermeja, por mencionar unas pocas, hoy disfrutan en sus regiones la robusta oferta de productos y servicios presente en los mall.
 
En cuanto al desempeño de las ventas, como factor dinamizador de la economía colombiana, el subsector de computadores y equipos de oficina, en estos primeros diez años, creció de manera exponencial en sus ventas. Los avances tecnológicos, la entrada en vigencia de nuevos tratados de libre comercio y un mayor acceso al crédito de consumo, son algunos de los factores claves de su buen comportamiento en el mercado minorista, el cual ha ayudado al fortalecimiento de los locales comerciales y almacenes especializados en la venta de dichos productos.
 
Los indicadores financieros de los concesionarios de vehículos también se han elevado de manera significativa. Las cifras de comercialización de estos bienes, según Econometría, pasaron de 201.637 unidades en 2006 a 324.570 unidades en 2011. El dinamismo del consumo, las impactantes promociones y ofertas y las facilidades de pago, han estimulado la demanda. Esto, gracias a la continuidad en la implementación de acuerdos y la eliminación de barreras comerciales y aranceles, que permiten una mejor oferta al cliente, al mismo tiempo que contribuye al fortalecimiento del sector automotriz.
 
Vestuario y calzado no se quedan atrás. En conjunto, sus ventas también presentaron un fuerte crecimiento por el impacto que tiene la moda en los consumidores, especialmente en las mujeres, quienes hoy tienen una mayor participación en el mercado laboral, y en consecuencia, más condiciones económicas para comprar. La industria, en este campo, responde muy bien a las exigencias de nuevos diseños. Las marcas extranjeras son, cada vez más, atractivas para este sector, y dan paso a la apertura de nuevos locales en el país debido a la constante demanda que se registra.
 
Con referencia a los segmentos de alimentos y bebidas, papelerías, libros y revistas y productos farmacéuticos, las ventas tienen un menor ritmo. Sin embargo, los empresarios dedicados a la producción y distribución de dichos productos, estudian nuevas estrategias para conquistar al cliente de este mercado, quien tiene como su primer lugar de compra al canal tradicional.
 
El sector comercio es mucho más amplio, pero en este corto resumen, cada uno de estos subsectores, algunos con más desempeño y competitividad que otros, muestra el esfuerzo de pequeños, medianos y grandes empresarios por fortalecer el comercio como una de las actividades económicas más importantes del país. La anterior apreciación se sustenta en el crecimiento de su participación en el PIB, el cual pasó de 11.6% en 2000 a 12.1% en 2010. Asimismo, es válido reconocer que la actividad comercial, desde todos sus frentes, es quien genera la mayoría de empleos en el país, contribuyendo con el 31% del personal ocupado en las principales ciudades.
 
En materia impositiva, el 78 por ciento del recaudo del IVA corre por cuenta de las grandes cadenas en su calidad de agentes retenedores, y más de la mitad del recaudo de industria y comercio, el impuesto local de mayor dinamismo, es aportado por el comercio.
 
FENALCO, con la realización anual de su Congreso Nacional de Comerciantes, queeste año tiene como sede la emblemática ciudad de Armenia,además de reconocer el significativo aporte de los comerciantes colombianos al progreso nacional, permite a los empresarios actualizarse sobre los avances y las nuevas tendencias a nivel global del sector, asimismo de los planes de acción, en materia económica y política, que tiene el Gobierno Nacional para esta segunda década que apenas comienza. 
La Federación Nacional de Comerciantes, FENALCO, como entidad gremial, encargada de fomentar el desarrollo del comercio y de orientar, representar y proteger sus intereses, dentro de un criterio de bienestar y progreso del país, exalta este año en su Congreso Nacional de Comerciantes 2012, el desempeño del sector comercio en la primera década del siglo XXI, que sin duda alguna, ha contribuido significativamente al desarrollo económico y social del país.
 
El mundo entró en una profunda transformación tecnológica y la creación y ejecución de estrategias innovadoras, en estos últimos diez años, impulsó a que las empresas de los diferentes subsectores que componen el comercio ajustaran sus estructuras organizacionales y operativas para responder a las nuevas necesidades y exigencias del mercado.
 
En el caso de los grandes almacenes y supermercados, el mejoramiento en los procesos de logística optimizó los tiempos de traslado y ubicación de productos en las góndolas, permitiendo a las empresas del retail ser más competitivas en precio, gracias a la disminución de costos en la cadena de abastecimiento. No obstante, hoy avanzan en la implementación del sistema RFID (Radio Frequency Identification) que permite identificar las mercancías desde su fabricación hasta que salen del supermercado, superando la funcionalidad del código de barras y generando mucha más confianza en las relaciones entre proveedor y comprador, al mismo tiempo que  beneficia a los productores.
 
En cuanto a su contribución en materia social, sobresale la creación de nuevos puestos de trabajo con la propuesta de tiendas exprés o por conveniencia, que se extienden por las principales ciudades del país. En tal sentido, se amplían los canales de distribución hacia nuevas zonas geográficas y estratos sociales, con el ánimo de integrar nuevos sectores al consumo.
 
Otro segmento del mercado que también se destaca por su innovación, expansión y consolidación, es el de centros comerciales. A la fecha, Colombia cuenta con unos 480 centros comerciales de distinta categoría, los cuales contribuyena la formalización de la economía, al desarrollo local, a la vinculación de la fuerza laboral y al impulso de la actividad edificadora del país. Según datos de FENALCO,cada 23 días se está abriendo un nuevo complejo comercial y habitantes de ciudades intermedias como Sincelejo, Popayán y Barrancabermeja, por mencionar unas pocas, hoy disfrutan en sus regiones la robusta oferta de productos y servicios presente en los mall.
 
En cuanto al desempeño de las ventas, como factor dinamizador de la economía colombiana, el subsector de computadores y equipos de oficina, en estos primeros diez años, creció de manera exponencial en sus ventas. Los avances tecnológicos, la entrada en vigencia de nuevos tratados de libre comercio y un mayor acceso al crédito de consumo, son algunos de los factores claves de su buen comportamiento en el mercado minorista, el cual ha ayudado al fortalecimiento de los locales comerciales y almacenes especializados en la venta de dichos productos.
 
Los indicadores financieros de los concesionarios de vehículos también se han elevado de manera significativa. Las cifras de comercialización de estos bienes, según Econometría, pasaron de 201.637 unidades en 2006 a 324.570 unidades en 2011. El dinamismo del consumo, las impactantes promociones y ofertas y las facilidades de pago, han estimulado la demanda. Esto, gracias a la continuidad en la implementación de acuerdos y la eliminación de barreras comerciales y aranceles, que permiten una mejor oferta al cliente, al mismo tiempo que contribuye al fortalecimiento del sector automotriz.
 
Vestuario y calzado no se quedan atrás. En conjunto, sus ventas también presentaron un fuerte crecimiento por el impacto que tiene la moda en los consumidores, especialmente en las mujeres, quienes hoy tienen una mayor participación en el mercado laboral, y en consecuencia, más condiciones económicas para comprar. La industria, en este campo, responde muy bien a las exigencias de nuevos diseños. Las marcas extranjeras son, cada vez más, atractivas para este sector, y dan paso a la apertura de nuevos locales en el país debido a la constante demanda que se registra.
 
Con referencia a los segmentos de alimentos y bebidas, papelerías, libros y revistas y productos farmacéuticos, las ventas tienen un menor ritmo. Sin embargo, los empresarios dedicados a la producción y distribución de dichos productos, estudian nuevas estrategias para conquistar al cliente de este mercado, quien tiene como su primer lugar de compra al canal tradicional.
 
El sector comercio es mucho más amplio, pero en este corto resumen, cada uno de estos subsectores, algunos con más desempeño y competitividad que otros, muestra el esfuerzo de pequeños, medianos y grandes empresarios por fortalecer el comercio como una de las actividades económicas más importantes del país. La anterior apreciación se sustenta en el crecimiento de su participación en el PIB, el cual pasó de 11.6% en 2000 a 12.1% en 2010. Asimismo, es válido reconocer que la actividad comercial, desde todos sus frentes, es quien genera la mayoría de empleos en el país, contribuyendo con el 31% del personal ocupado en las principales ciudades.
 
En materia impositiva, el 78 por ciento del recaudo del IVA corre por cuenta de las grandes cadenas en su calidad de agentes retenedores, y más de la mitad del recaudo de industria y comercio, el impuesto local de mayor dinamismo, es aportado por el comercio.
 
FENALCO, con la realización anual de su Congreso Nacional de Comerciantes, queeste año tiene como sede la emblemática ciudad de Armenia,además de reconocer el significativo aporte de los comerciantes colombianos al progreso nacional, permite a los empresarios actualizarse sobre los avances y las nuevas tendencias a nivel global del sector, asimismo de los planes de acción, en materia económica y política, que tiene el Gobierno Nacional para esta segunda década que apenas comienza. 
Por Guillermo Botero Nieto
Presidente de FENALCO

La Federación Nacional de Comerciantes, FENALCO, como entidad gremial, encargada de fomentar el desarrollo del comercio y de orientar, representar y proteger sus intereses, dentro de un criterio de bienestar y progreso del país, exalta este año en su Congreso Nacional de Comerciantes 2012, el desempeño del sector comercio en la primera década del siglo XXI, que sin duda alguna, ha contribuido significativamente al desarrollo económico y social del país.
 
El mundo entró en una profunda transformación tecnológica y la creación y ejecución de estrategias innovadoras, en estos últimos diez años, impulsó a que las empresas de los diferentes subsectores que componen el comercio ajustaran sus estructuras organizacionales y operativas para responder a las nuevas necesidades y exigencias del mercado.
 
En el caso de los grandes almacenes y supermercados, el mejoramiento en los procesos de logística optimizó los tiempos de traslado y ubicación de productos en las góndolas, permitiendo a las empresas del retail ser más competitivas en precio, gracias a la disminución de costos en la cadena de abastecimiento. No obstante, hoy avanzan en la implementación del sistema RFID (Radio Frequency Identification) que permite identificar las mercancías desde su fabricación hasta que salen del supermercado, superando la funcionalidad del código de barras y generando mucha más confianza en las relaciones entre proveedor y comprador, al mismo tiempo que  beneficia a los productores.
 
En cuanto a su contribución en materia social, sobresale la creación de nuevos puestos de trabajo con la propuesta de tiendas exprés o por conveniencia, que se extienden por las principales ciudades del país. En tal sentido, se amplían los canales de distribución hacia nuevas zonas geográficas y estratos sociales, con el ánimo de integrar nuevos sectores al consumo.
 
Otro segmento del mercado que también se destaca por su innovación, expansión y consolidación, es el de centros comerciales. A la fecha, Colombia cuenta con unos 480 centros comerciales de distinta categoría, los cuales contribuyena la formalización de la economía, al desarrollo local, a la vinculación de la fuerza laboral y al impulso de la actividad edificadora del país. Según datos de FENALCO,cada 23 días se está abriendo un nuevo complejo comercial y habitantes de ciudades intermedias como Sincelejo, Popayán y Barrancabermeja, por mencionar unas pocas, hoy disfrutan en sus regiones la robusta oferta de productos y servicios presente en los mall.
 
En cuanto al desempeño de las ventas, como factor dinamizador de la economía colombiana, el subsector de computadores y equipos de oficina, en estos primeros diez años, creció de manera exponencial en sus ventas. Los avances tecnológicos, la entrada en vigencia de nuevos tratados de libre comercio y un mayor acceso al crédito de consumo, son algunos de los factores claves de su buen comportamiento en el mercado minorista, el cual ha ayudado al fortalecimiento de los locales comerciales y almacenes especializados en la venta de dichos productos.
 
Los indicadores financieros de los concesionarios de vehículos también se han elevado de manera significativa. Las cifras de comercialización de estos bienes, según Econometría, pasaron de 201.637 unidades en 2006 a 324.570 unidades en 2011. El dinamismo del consumo, las impactantes promociones y ofertas y las facilidades de pago, han estimulado la demanda. Esto, gracias a la continuidad en la implementación de acuerdos y la eliminación de barreras comerciales y aranceles, que permiten una mejor oferta al cliente, al mismo tiempo que contribuye al fortalecimiento del sector automotriz.
 
Vestuario y calzado no se quedan atrás. En conjunto, sus ventas también presentaron un fuerte crecimiento por el impacto que tiene la moda en los consumidores, especialmente en las mujeres, quienes hoy tienen una mayor participación en el mercado laboral, y en consecuencia, más condiciones económicas para comprar. La industria, en este campo, responde muy bien a las exigencias de nuevos diseños. Las marcas extranjeras son, cada vez más, atractivas para este sector, y dan paso a la apertura de nuevos locales en el país debido a la constante demanda que se registra.
 
Con referencia a los segmentos de alimentos y bebidas, papelerías, libros y revistas y productos farmacéuticos, las ventas tienen un menor ritmo. Sin embargo, los empresarios dedicados a la producción y distribución de dichos productos, estudian nuevas estrategias para conquistar al cliente de este mercado, quien tiene como su primer lugar de compra al canal tradicional.
 
El sector comercio es mucho más amplio, pero en este corto resumen, cada uno de estos subsectores, algunos con más desempeño y competitividad que otros, muestra el esfuerzo de pequeños, medianos y grandes empresarios por fortalecer el comercio como una de las actividades económicas más importantes del país. La anterior apreciación se sustenta en el crecimiento de su participación en el PIB, el cual pasó de 11.6% en 2000 a 12.1% en 2010. Asimismo, es válido reconocer que la actividad comercial, desde todos sus frentes, es quien genera la mayoría de empleos en el país, contribuyendo con el 31% del personal ocupado en las principales ciudades.
 
En materia impositiva, el 78 por ciento del recaudo del IVA corre por cuenta de las grandes cadenas en su calidad de agentes retenedores, y más de la mitad del recaudo de industria y comercio, el impuesto local de mayor dinamismo, es aportado por el comercio.
 
FENALCO, con la realización anual de su Congreso Nacional de Comerciantes, queeste año tiene como sede la emblemática ciudad de Armenia,además de reconocer el significativo aporte de los comerciantes colombianos al progreso nacional, permite a los empresarios actualizarse sobre los avances y las nuevas tendencias a nivel global del sector, asimismo de los planes de acción, en materia económica y política, que tiene el Gobierno Nacional para esta segunda década que apenas comienza. 
La Federación Nacional de Comerciantes, FENALCO, como entidad gremial, encargada de fomentar el desarrollo del comercio y de orientar, representar y proteger sus intereses, dentro de un criterio de bienestar y progreso del país, exalta este año en su Congreso Nacional de Comerciantes 2012, el desempeño del sector comercio en la primera década del siglo XXI, que sin duda alguna, ha contribuido significativamente al desarrollo económico y social del país.
 
El mundo entró en una profunda transformación tecnológica y la creación y ejecución de estrategias innovadoras, en estos últimos diez años, impulsó a que las empresas de los diferentes subsectores que componen el comercio ajustaran sus estructuras organizacionales y operativas para responder a las nuevas necesidades y exigencias del mercado.
 
En el caso de los grandes almacenes y supermercados, el mejoramiento en los procesos de logística optimizó los tiempos de traslado y ubicación de productos en las góndolas, permitiendo a las empresas del retail ser más competitivas en precio, gracias a la disminución de costos en la cadena de abastecimiento. No obstante, hoy avanzan en la implementación del sistema RFID (Radio Frequency Identification) que permite identificar las mercancías desde su fabricación hasta que salen del supermercado, superando la funcionalidad del código de barras y generando mucha más confianza en las relaciones entre proveedor y comprador, al mismo tiempo que  beneficia a los productores.
 
En cuanto a su contribución en materia social, sobresale la creación de nuevos puestos de trabajo con la propuesta de tiendas exprés o por conveniencia, que se extienden por las principales ciudades del país. En tal sentido, se amplían los canales de distribución hacia nuevas zonas geográficas y estratos sociales, con el ánimo de integrar nuevos sectores al consumo.
 
Otro segmento del mercado que también se destaca por su innovación, expansión y consolidación, es el de centros comerciales. A la fecha, Colombia cuenta con unos 480 centros comerciales de distinta categoría, los cuales contribuyena la formalización de la economía, al desarrollo local, a la vinculación de la fuerza laboral y al impulso de la actividad edificadora del país. Según datos de FENALCO,cada 23 días se está abriendo un nuevo complejo comercial y habitantes de ciudades intermedias como Sincelejo, Popayán y Barrancabermeja, por mencionar unas pocas, hoy disfrutan en sus regiones la robusta oferta de productos y servicios presente en los mall.
 
En cuanto al desempeño de las ventas, como factor dinamizador de la economía colombiana, el subsector de computadores y equipos de oficina, en estos primeros diez años, creció de manera exponencial en sus ventas. Los avances tecnológicos, la entrada en vigencia de nuevos tratados de libre comercio y un mayor acceso al crédito de consumo, son algunos de los factores claves de su buen comportamiento en el mercado minorista, el cual ha ayudado al fortalecimiento de los locales comerciales y almacenes especializados en la venta de dichos productos.
 
Los indicadores financieros de los concesionarios de vehículos también se han elevado de manera significativa. Las cifras de comercialización de estos bienes, según Econometría, pasaron de 201.637 unidades en 2006 a 324.570 unidades en 2011. El dinamismo del consumo, las impactantes promociones y ofertas y las facilidades de pago, han estimulado la demanda. Esto, gracias a la continuidad en la implementación de acuerdos y la eliminación de barreras comerciales y aranceles, que permiten una mejor oferta al cliente, al mismo tiempo que contribuye al fortalecimiento del sector automotriz.
 
Vestuario y calzado no se quedan atrás. En conjunto, sus ventas también presentaron un fuerte crecimiento por el impacto que tiene la moda en los consumidores, especialmente en las mujeres, quienes hoy tienen una mayor participación en el mercado laboral, y en consecuencia, más condiciones económicas para comprar. La industria, en este campo, responde muy bien a las exigencias de nuevos diseños. Las marcas extranjeras son, cada vez más, atractivas para este sector, y dan paso a la apertura de nuevos locales en el país debido a la constante demanda que se registra.
 
Con referencia a los segmentos de alimentos y bebidas, papelerías, libros y revistas y productos farmacéuticos, las ventas tienen un menor ritmo. Sin embargo, los empresarios dedicados a la producción y distribución de dichos productos, estudian nuevas estrategias para conquistar al cliente de este mercado, quien tiene como su primer lugar de compra al canal tradicional.
 
El sector comercio es mucho más amplio, pero en este corto resumen, cada uno de estos subsectores, algunos con más desempeño y competitividad que otros, muestra el esfuerzo de pequeños, medianos y grandes empresarios por fortalecer el comercio como una de las actividades económicas más importantes del país. La anterior apreciación se sustenta en el crecimiento de su participación en el PIB, el cual pasó de 11.6% en 2000 a 12.1% en 2010. Asimismo, es válido reconocer que la actividad comercial, desde todos sus frentes, es quien genera la mayoría de empleos en el país, contribuyendo con el 31% del personal ocupado en las principales ciudades.
 
En materia impositiva, el 78 por ciento del recaudo del IVA corre por cuenta de las grandes cadenas en su calidad de agentes retenedores, y más de la mitad del recaudo de industria y comercio, el impuesto local de mayor dinamismo, es aportado por el comercio.
 
FENALCO, con la realización anual de su Congreso Nacional de Comerciantes, queeste año tiene como sede la emblemática ciudad de Armenia,además de reconocer el significativo aporte de los comerciantes colombianos al progreso nacional, permite a los empresarios actualizarse sobre los avances y las nuevas tendencias a nivel global del sector, asimismo de los planes de acción, en materia económica y política, que tiene el Gobierno Nacional para esta segunda década que apenas comienza. 

Biblioteca de Medios

Página de Interes