La revolución de las tiendas de conveniencia

 
Este formato, que no supera los 500 m2, es la nueva apuesta del comercio. Éxito, Colsubsidio y Oxxo ven en él una fuente de crecimiento, mientras Carrefour estudia su ingreso.

Hace 12 años, el comercio empezaba una frenética carrera por expandir sus operaciones y prepararse para un fenómeno que en Europa ya había dejado un listado de víctimas en el mercado. La "masificación" de las grandes superficies de la mano de grandes jugadores internacionales y, con ella, la consolidación del sector. Compañías como Almacenes Éxito, Carulla y Vivero, que tenían fuerte presencia en sus ciudades de origen (Medellín, Bogotá y Barranquilla), y otras con presencia nacional, como Olímpica, se embarcaron en una guerra que terminó dejando a Almacenes Éxito como el gran jugador, después de haber adquirido Carulla-Vivero y Cadenalco, y haber recibido la inversión de la francesa Casino.

Hoy, la revolución que vive el sector es menos vistosa, porque no está basada en la apertura de almacenes de gran tamaño ni en la compra de competidores. Sin embargo, sí representa un cambio en la estrategia de las grandes cadenas. Se trata de la expansión de las tiendas de conveniencia, un formato que está entre 200 y 300 m2, casi la quinta parte de un hipermercado, y sobre el cual ya están incursionando Almacenes Éxito y Colsubsidio, y se prevé que en corto tiempo también lo haga Carrefour. A estos jugadores tradicionales se suma Oxxo, la cadena especializada en este tipo de formato propiedad de Femsa, el mayor embotellador de Coca-Cola en la región, que tiene 8.004 tiendas en México y siete almacenes en Colombia.

"Las tiendas de conveniencia son una respuesta a los cambios silenciosos a nivel demográfico. En Europa, cada vez los hogares son más pequeños. En los países nórdicos, por ejemplo, el 36% de los hogares son unipersonales, mientras en otros países como Francia y Bélgica la legislación es cada vez más reacia a autorizar la apertura de grandes hipermercados. De ahí que el famoso George Chetochini, un pensador francés especialista en mercadeo, haya vaticinado la muerte del hipermercado", explica Rafael España, director económico de Fenalco. Aunque no se trata de una desaparición como tal, en Europa la expansión de las grandes cadenas se está dando cada vez más en formatos pequeños y no en hipermercados, y en Colombia las grandes cadenas ya están contemplando este canal como punta de lanza de su expansión, aunque en forma silenciosa. Almacenes Éxito, por ejemplo, abrió el 30 de junio pasado el primer Éxito Express en Bogotá, y para finalizar el año espera contar con 11 almacenes, uno de los cuales está ubicado en Medellín. Colsubsidio, por su parte, ya cuenta con 12 tiendas y espera construir entre 20 y 25 el próximo año.

El laboratorio de El Éxito.

Aunque cadenas como Olímpica llevan años atendiendo este mercado con formatos como la Superdroguería, las recientes jugadas de Éxito y Colsubsidio son una muestra de que estas tiendas empezarán a protagonizar otra batalla por conquistar a los consumidores colombianos.

De hecho, cuando Almacenes Éxito adquirió Carulla, se hizo a los formatos de conveniencia de esta cadena: Carulla Express y Surtimax, de los cuales hay 11 en Bogotá. Sin embargo, estas marcas tienen un gran arraigo en Bogotá (la primera en estratos 5 y 6, y la segunda en 1 y 2) y es difícil llevarlas al resto del país. No sucede lo mismo con el Éxito, que tiene reconocimiento nacional y, si funciona el experimento que está haciendo en Bogotá y Medellín, podría fácilmente llevarse a las principales ciudades del país, explica Carlos Mario Díez, vicepresidente de operaciones del Grupo Éxito. Sin embargo, es cauto a la hora de comprometerse con una expansión. "Por disciplina corporativa, antes de hacer una expansión, vamos a hacer durante los primeros seis meses de 2011 una validación del reconocimiento del consumidor a este formato", afirma. No obstante, en el mercado se afirma que la cadena está buscando ubicación para abrir entre 40 y 50 tiendas de estas características. Hasta el momento, la cadena ha invertido $1.500 millones en las tres tiendas de Bogotá y la de Medellín, y al finalizar el año esta inversión ascenderá a $4.500 millones.

La estrategia de la compañía ha sido ubicar sus almacenes en sitios de alto tráfico peatonal y con la condición de ser zona de oficinas, comercial o residencial. La cadena maneja 2.500 productos representados en las marcas líderes de cada categoría, y cada tienda ofrece soluciones básicas para los consumidores, comidas preparadas y servicios como cajeros electrónicos, pago de todo tipo de servicios y venta de baloto y de boletas para espectáculos.

Hasta el momento, ha abierto tres tiendas en Bogotá y una en Medellín, y en ellas está haciendo un "laboratorio" para medir la aceptación del público y determinar cuál es la fórmula exitosa para manejar este canal. "Lo más difícil es que la conveniencia es propia de cada barrio. Entre más se acerca uno al cliente, es más difícil entenderlo", explica Nicolás Restrepo, líder del proyecto Éxito Express.

El ajuste de Colsubsidio

La caja de compensación Colsubsidio arrancó hace un año el proyecto de sus tiendas y, fruto de esta experiencia, ha estado renovando su modelo. "Cuando arrancamos cometimos errores, como tener tiendas con demasiadas referencias y sumar las tiendas a la misma operación logística de los supermercados. Hemos aprendido de eso, y estamos bajando el número de referencias que tiene cada tienda y reduciendo el número de personal para ser más eficientes", explica Luis Carlos Arango, director administrativo de Colsubsidio.

Actualmente, las tiendas manejan 1.800 referencias, concentradas en productos de la canasta familiar. Su ubicación se decide en la medida en que haya concentración de sus afiliados y tratando de evitar competencia entre los demás almacenes de la Caja. Además, se enfocan en atender los estatos 2, 3 y 4.

"En estas tiendas le queremos llegar a nuestro afiliado, que por las compras que realiza en Colsubsidio tiene unas ventajas adicionales: un descuento del 5%, acumula puntos y puede tener acceso a la dinámica de promociones permanentes de la Caja", explica Arango.

La Caja ha invertido $8.000 millones en los 12 locales que tiene actualmente, y tiene un presupuesto de inversión de $12.500 millones para cumplir su meta del próximo año. Sin embargo, esta suma se podría aumentar si se duplica el número de aperturas proyectado. "La intención es abrir 50 tiendas el año entrante, pero no me puedo comprometer a ello", señala Arango.

La expansión de Oxxo

El otro gran jugador que se está peleando la plaza de Bogotá es Oxxo, que entró en octubre del año pasado al país y ya tiene siete tiendas. Oxxo es la única empresa especializada en tiendas de conveniencia que hay en el país, líder absoluta en este formato en México, que escogió a Colombia para iniciar su internacionalización. "Estamos aún en una primera etapa, en la cual estamos aprendiendo de la cultura, costumbres y patrones de consumo de los colombianos. Actualmente nos estamos enfocando a la ciudad de Bogotá. Nuestro objetivo es contar con entre 15 a 20 tiendas en el mediano plazo", señala un vocero de la compañía.

La meta de Oxxo es muy prudente frente al ritmo de aperturas a que está acostumbrado en México, si se tiene en cuenta que en los últimos 12 meses inauguró 1,017 tiendas.

La cautela en nuestro país se debe a que Femsa -el propietario de Oxxo- está aprendiendo del mercado colombiano, con la idea de utilizar esta experiencia para profundizar su expansión internacional.

Dado su tamaño, las tiendas de conveniencia tienen un alto crecimiento en número de establecimientos, pero por el bajo valor del tiquete promedio de compra no generan el volumen de ventas de los formatos mayores. A pesar de esto, en América Latina ya representan el 11,3% del mercado de comercio según Nielsen, que las mide junto con los superetes y las tiendas de las estaciones de servicio.

Los cambios demográficos están presionando la aparición de este formato, y si bien la reducción en el tamaño de las familias no es tan generalizada en Colombia, ya se está notando en zonas específicas del país. De acuerdo con Rafael España, de Fenalco, en zonas como Chapinero, en Bogotá, que es una de las localidades más grandes de la ciudad que reúne familias de estratos 1 al 6, el 24% de los hogares está conformado por dos personas y el 12% es unipersonal, por lo que no demandan servicios típicos de un hipermercado.

Este ha sido el año en que las cadenas han experimentado con su nuevo formato, y el próximo deberá ser el año de ajustes y de expansión de un modelo que pretende ajustarse a las necesidades de cada localidad en la que se establece.
 
Fuente Noticia: 

Revista Dinero

 
Este formato, que no supera los 500 m2, es la nueva apuesta del comercio. Éxito, Colsubsidio y Oxxo ven en él una fuente de crecimiento, mientras Carrefour estudia su ingreso.

Hace 12 años, el comercio empezaba una frenética carrera por expandir sus operaciones y prepararse para un fenómeno que en Europa ya había dejado un listado de víctimas en el mercado. La "masificación" de las grandes superficies de la mano de grandes jugadores internacionales y, con ella, la consolidación del sector. Compañías como Almacenes Éxito, Carulla y Vivero, que tenían fuerte presencia en sus ciudades de origen (Medellín, Bogotá y Barranquilla), y otras con presencia nacional, como Olímpica, se embarcaron en una guerra que terminó dejando a Almacenes Éxito como el gran jugador, después de haber adquirido Carulla-Vivero y Cadenalco, y haber recibido la inversión de la francesa Casino.

Hoy, la revolución que vive el sector es menos vistosa, porque no está basada en la apertura de almacenes de gran tamaño ni en la compra de competidores. Sin embargo, sí representa un cambio en la estrategia de las grandes cadenas. Se trata de la expansión de las tiendas de conveniencia, un formato que está entre 200 y 300 m2, casi la quinta parte de un hipermercado, y sobre el cual ya están incursionando Almacenes Éxito y Colsubsidio, y se prevé que en corto tiempo también lo haga Carrefour. A estos jugadores tradicionales se suma Oxxo, la cadena especializada en este tipo de formato propiedad de Femsa, el mayor embotellador de Coca-Cola en la región, que tiene 8.004 tiendas en México y siete almacenes en Colombia.

"Las tiendas de conveniencia son una respuesta a los cambios silenciosos a nivel demográfico. En Europa, cada vez los hogares son más pequeños. En los países nórdicos, por ejemplo, el 36% de los hogares son unipersonales, mientras en otros países como Francia y Bélgica la legislación es cada vez más reacia a autorizar la apertura de grandes hipermercados. De ahí que el famoso George Chetochini, un pensador francés especialista en mercadeo, haya vaticinado la muerte del hipermercado", explica Rafael España, director económico de Fenalco. Aunque no se trata de una desaparición como tal, en Europa la expansión de las grandes cadenas se está dando cada vez más en formatos pequeños y no en hipermercados, y en Colombia las grandes cadenas ya están contemplando este canal como punta de lanza de su expansión, aunque en forma silenciosa. Almacenes Éxito, por ejemplo, abrió el 30 de junio pasado el primer Éxito Express en Bogotá, y para finalizar el año espera contar con 11 almacenes, uno de los cuales está ubicado en Medellín. Colsubsidio, por su parte, ya cuenta con 12 tiendas y espera construir entre 20 y 25 el próximo año.

El laboratorio de El Éxito.

Aunque cadenas como Olímpica llevan años atendiendo este mercado con formatos como la Superdroguería, las recientes jugadas de Éxito y Colsubsidio son una muestra de que estas tiendas empezarán a protagonizar otra batalla por conquistar a los consumidores colombianos.

De hecho, cuando Almacenes Éxito adquirió Carulla, se hizo a los formatos de conveniencia de esta cadena: Carulla Express y Surtimax, de los cuales hay 11 en Bogotá. Sin embargo, estas marcas tienen un gran arraigo en Bogotá (la primera en estratos 5 y 6, y la segunda en 1 y 2) y es difícil llevarlas al resto del país. No sucede lo mismo con el Éxito, que tiene reconocimiento nacional y, si funciona el experimento que está haciendo en Bogotá y Medellín, podría fácilmente llevarse a las principales ciudades del país, explica Carlos Mario Díez, vicepresidente de operaciones del Grupo Éxito. Sin embargo, es cauto a la hora de comprometerse con una expansión. "Por disciplina corporativa, antes de hacer una expansión, vamos a hacer durante los primeros seis meses de 2011 una validación del reconocimiento del consumidor a este formato", afirma. No obstante, en el mercado se afirma que la cadena está buscando ubicación para abrir entre 40 y 50 tiendas de estas características. Hasta el momento, la cadena ha invertido $1.500 millones en las tres tiendas de Bogotá y la de Medellín, y al finalizar el año esta inversión ascenderá a $4.500 millones.

La estrategia de la compañía ha sido ubicar sus almacenes en sitios de alto tráfico peatonal y con la condición de ser zona de oficinas, comercial o residencial. La cadena maneja 2.500 productos representados en las marcas líderes de cada categoría, y cada tienda ofrece soluciones básicas para los consumidores, comidas preparadas y servicios como cajeros electrónicos, pago de todo tipo de servicios y venta de baloto y de boletas para espectáculos.

Hasta el momento, ha abierto tres tiendas en Bogotá y una en Medellín, y en ellas está haciendo un "laboratorio" para medir la aceptación del público y determinar cuál es la fórmula exitosa para manejar este canal. "Lo más difícil es que la conveniencia es propia de cada barrio. Entre más se acerca uno al cliente, es más difícil entenderlo", explica Nicolás Restrepo, líder del proyecto Éxito Express.

El ajuste de Colsubsidio

La caja de compensación Colsubsidio arrancó hace un año el proyecto de sus tiendas y, fruto de esta experiencia, ha estado renovando su modelo. "Cuando arrancamos cometimos errores, como tener tiendas con demasiadas referencias y sumar las tiendas a la misma operación logística de los supermercados. Hemos aprendido de eso, y estamos bajando el número de referencias que tiene cada tienda y reduciendo el número de personal para ser más eficientes", explica Luis Carlos Arango, director administrativo de Colsubsidio.

Actualmente, las tiendas manejan 1.800 referencias, concentradas en productos de la canasta familiar. Su ubicación se decide en la medida en que haya concentración de sus afiliados y tratando de evitar competencia entre los demás almacenes de la Caja. Además, se enfocan en atender los estatos 2, 3 y 4.

"En estas tiendas le queremos llegar a nuestro afiliado, que por las compras que realiza en Colsubsidio tiene unas ventajas adicionales: un descuento del 5%, acumula puntos y puede tener acceso a la dinámica de promociones permanentes de la Caja", explica Arango.

La Caja ha invertido $8.000 millones en los 12 locales que tiene actualmente, y tiene un presupuesto de inversión de $12.500 millones para cumplir su meta del próximo año. Sin embargo, esta suma se podría aumentar si se duplica el número de aperturas proyectado. "La intención es abrir 50 tiendas el año entrante, pero no me puedo comprometer a ello", señala Arango.

La expansión de Oxxo

El otro gran jugador que se está peleando la plaza de Bogotá es Oxxo, que entró en octubre del año pasado al país y ya tiene siete tiendas. Oxxo es la única empresa especializada en tiendas de conveniencia que hay en el país, líder absoluta en este formato en México, que escogió a Colombia para iniciar su internacionalización. "Estamos aún en una primera etapa, en la cual estamos aprendiendo de la cultura, costumbres y patrones de consumo de los colombianos. Actualmente nos estamos enfocando a la ciudad de Bogotá. Nuestro objetivo es contar con entre 15 a 20 tiendas en el mediano plazo", señala un vocero de la compañía.

La meta de Oxxo es muy prudente frente al ritmo de aperturas a que está acostumbrado en México, si se tiene en cuenta que en los últimos 12 meses inauguró 1,017 tiendas.

La cautela en nuestro país se debe a que Femsa -el propietario de Oxxo- está aprendiendo del mercado colombiano, con la idea de utilizar esta experiencia para profundizar su expansión internacional.

Dado su tamaño, las tiendas de conveniencia tienen un alto crecimiento en número de establecimientos, pero por el bajo valor del tiquete promedio de compra no generan el volumen de ventas de los formatos mayores. A pesar de esto, en América Latina ya representan el 11,3% del mercado de comercio según Nielsen, que las mide junto con los superetes y las tiendas de las estaciones de servicio.

Los cambios demográficos están presionando la aparición de este formato, y si bien la reducción en el tamaño de las familias no es tan generalizada en Colombia, ya se está notando en zonas específicas del país. De acuerdo con Rafael España, de Fenalco, en zonas como Chapinero, en Bogotá, que es una de las localidades más grandes de la ciudad que reúne familias de estratos 1 al 6, el 24% de los hogares está conformado por dos personas y el 12% es unipersonal, por lo que no demandan servicios típicos de un hipermercado.

Este ha sido el año en que las cadenas han experimentado con su nuevo formato, y el próximo deberá ser el año de ajustes y de expansión de un modelo que pretende ajustarse a las necesidades de cada localidad en la que se establece.
 
Fuente Noticia: 

Revista Dinero

Biblioteca de Medios

Página de Interes