Góndolas: la innovación es determinante

Góndolas: la innovación es determinante

Góndolas: la innovación es determinante
Bogotá.  Las grandes cadenas de supermercados, con el apoyo de sus principales proveedores están incorporando nuevas formas de exhibición de sus productos con el objetivo de facilitarle la compra a los consumidores.

Los análisis efectuados por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), determinan que este es un tema que se evidencia con productos particulares como los lácteos y los quesos, por ejemplo.

Señala que hasta hace muy poco tiempo lo característico era encontrar este tipo de productos en un sólo sitio donde se ubicaba a todas la marcas, sin embargo, la tendencia hoy es a que la distribución se realiza de acuerdo con los beneficios y las funcionalidades de los distintos tipos de productos.

Es el caso de los yogures light, yogures naturales, avenas, kumis y otros productos funcionales.

Esta determinación de las grandes cadenas de comercio, con el apoyo de sus proveedores lo que hace es facilitarle al consumidor su decisión de compra.

Esta estrategia les permite a los clientes encontrar los productos según lo que consumen. Por ejemplo, los que van por los productos ligeros los encuentran todos juntos, y los que van por las bebidas de yogurt tampoco tienen que ponerse a mirar todos los productos de todas las marcas para tomar una decisión de compra.

¿Qué pasa con los quesos?
Otro es el caso de los quesos. Lo que se evidenciaba en las góndolas y que aún ocurre en algunas cadenas es que se exhibían quesos de todas las marcas según su forma de producción, pero sin distinguir claramente sus usos, ahora se impone en los grandes supermercados una nueva visión atendiendo más bien el momento para el cual el cliente los adquiere, es decir, que se tiene más en cuenta cuál va a ser el uso que le dará al producto. Quesos para cuidarse, para untar, para preparar otro tipo de alimentos, para todos los días, para la lonchera, para acompañar o para ocasiones especiales y para otros muchos usos.

Con estas innovaciones los clientes de los supermercados pueden hacer un recorrido más lógico, a la vez que les queda más fácil encontrar el tipo de producto que busca y más tiempo para ver y antojarse de más cosas.

Para Fenalco es claro que este tipo de estrategias de mercadeo mejoran y hacen más agradable la experiencia de compra.

Lo propio puede suceder con otro tipo de alimentos comestibles. Por ejemplo, la línea de productos saludables en galletería, dulces, pan, y en fin, todos aquellos que no sólo ayudan a los clientes a mantener su línea, sino que además les ayudan a tener una buena salud.

No es un tema simple
Y es que aunque se crea que el tema de la ubicación es muy simple, para el cliente cada día toma más importancia.

Dentro de la góndola que es el mobiliario o mostrador, hay ciertas ubicaciones que son llamadas zona caliente, zona fría y zona media, nombre que depende del volumen de ventas que registran los productos que estén allí ubicados.

Sin embargo, cada supermercado puede ubicar sus productos de acuerdo con el público objetivo, debido a que de acuerdo a su segmento, puede escoger la mejor forma de capturar a sus clientes.

La facilidad de compra es clave para el consumidor
Se dice que el supermercado se constituye en "la última zona de batalla" en la que los fabricantes de marcas miden sus fuerzas y preferencias ante el consumidor. Es por esta razón que la imagen y percepción que puedan tener los clientes en su experiencia de compra es determinante. Esto sin duda ayudará a que ese consumidor regrese o prefiera irse a otro punto en el que le den lo que espera.

Fuente Noticia: 
La República
Góndolas: la innovación es determinante

Góndolas: la innovación es determinante
Bogotá.  Las grandes cadenas de supermercados, con el apoyo de sus principales proveedores están incorporando nuevas formas de exhibición de sus productos con el objetivo de facilitarle la compra a los consumidores.

Los análisis efectuados por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), determinan que este es un tema que se evidencia con productos particulares como los lácteos y los quesos, por ejemplo.

Señala que hasta hace muy poco tiempo lo característico era encontrar este tipo de productos en un sólo sitio donde se ubicaba a todas la marcas, sin embargo, la tendencia hoy es a que la distribución se realiza de acuerdo con los beneficios y las funcionalidades de los distintos tipos de productos.

Es el caso de los yogures light, yogures naturales, avenas, kumis y otros productos funcionales.

Esta determinación de las grandes cadenas de comercio, con el apoyo de sus proveedores lo que hace es facilitarle al consumidor su decisión de compra.

Esta estrategia les permite a los clientes encontrar los productos según lo que consumen. Por ejemplo, los que van por los productos ligeros los encuentran todos juntos, y los que van por las bebidas de yogurt tampoco tienen que ponerse a mirar todos los productos de todas las marcas para tomar una decisión de compra.

¿Qué pasa con los quesos?
Otro es el caso de los quesos. Lo que se evidenciaba en las góndolas y que aún ocurre en algunas cadenas es que se exhibían quesos de todas las marcas según su forma de producción, pero sin distinguir claramente sus usos, ahora se impone en los grandes supermercados una nueva visión atendiendo más bien el momento para el cual el cliente los adquiere, es decir, que se tiene más en cuenta cuál va a ser el uso que le dará al producto. Quesos para cuidarse, para untar, para preparar otro tipo de alimentos, para todos los días, para la lonchera, para acompañar o para ocasiones especiales y para otros muchos usos.

Con estas innovaciones los clientes de los supermercados pueden hacer un recorrido más lógico, a la vez que les queda más fácil encontrar el tipo de producto que busca y más tiempo para ver y antojarse de más cosas.

Para Fenalco es claro que este tipo de estrategias de mercadeo mejoran y hacen más agradable la experiencia de compra.

Lo propio puede suceder con otro tipo de alimentos comestibles. Por ejemplo, la línea de productos saludables en galletería, dulces, pan, y en fin, todos aquellos que no sólo ayudan a los clientes a mantener su línea, sino que además les ayudan a tener una buena salud.

No es un tema simple
Y es que aunque se crea que el tema de la ubicación es muy simple, para el cliente cada día toma más importancia.

Dentro de la góndola que es el mobiliario o mostrador, hay ciertas ubicaciones que son llamadas zona caliente, zona fría y zona media, nombre que depende del volumen de ventas que registran los productos que estén allí ubicados.

Sin embargo, cada supermercado puede ubicar sus productos de acuerdo con el público objetivo, debido a que de acuerdo a su segmento, puede escoger la mejor forma de capturar a sus clientes.

La facilidad de compra es clave para el consumidor
Se dice que el supermercado se constituye en "la última zona de batalla" en la que los fabricantes de marcas miden sus fuerzas y preferencias ante el consumidor. Es por esta razón que la imagen y percepción que puedan tener los clientes en su experiencia de compra es determinante. Esto sin duda ayudará a que ese consumidor regrese o prefiera irse a otro punto en el que le den lo que espera.

Fuente Noticia: 
La República

Biblioteca de Medios

Página de Interes