Usted está aquí

Fabricantes de Colchones

Solapas principales

Fabricantes de Colchones
Asesoramos, representamos y trabajamos en defensa de las empresas más importantes del sector de Colchones del país. Además, velamos por crear conciencia en los consumidores sobre la importancia de adquirir un colchón que garantice la salud y el bienestar de las personas.

FENALCO INFORMA

  • Lo más importante es que el colchón sea confortable.
  • Determine qué tipo de colchón busca. (De algodón, de resortes, de látex o de espuma).
  • Pruebe varios modelos (como lo hace con los zapatos).
  • Decida el grado de firmeza que se adapte a su altura y peso.
  • Decida después el material, el grosor, la densidad y el color de su colchón.
  • Para una persona robusta, un colchón debe tener un grado de firmeza alto.
  • El cubrecolchón es tan importante como la estructura interna del colchón.
  • Recuerde: Comprar un colchón no es un gasto sino una inversión en su salud y bienestar.
  • Cuando compre un colchón, hágalo en un lugar de confianza.
  • Si al levantarse no se siente descansado después de haber dormido en su cama.
  • Si el colchón es de segunda mano.
  • Si su colchón tiene desniveles o se siente muy suave.
  • Si usted está experimentando frecuentes dolores de espalda.
  • Si su colchón está manchado o roto.
  • Se recomienda por salud cambiar el colchón cada cinco (5) años.
El desarrollo de la industria moderna de los colchones ha llegado a convertirlos en instrumentos de descanso y placer, en cuya fabricación intervienen conocimientos científicos y técnicos con altas especificaciones. De ese colchón primitivo relleno de lana de oveja queda poco. Hoy la diferencia entre dormir y descansar radica en otra serie de elementos que solamente pueden ser construidos en modernas fábricas y con todos los adelantos de la tecnología. Sin embargo, y de la misma forma que el colchón ha sido un elemento para el descanso de los seres humanos, también ha llegado a ser el hábitat tradicional de casi dos millones de otros seres vivos, entre los cuales están los ácaros, los hongos y las bacterias. Las cifras sobre las enfermedades producidas durante el sueño y el descanso se incrementan y lo más alarmante es que los avances no llegan a toda la población. Los seres humanos pasan más de la tercera parte de la vida durmiendo o descansando sobre un colchón, y su importancia es mucho mayor de lo que la mayoría sospecha. Está comprobado que el 55% de los colombianos compra su colchón únicamente cuando cambia de casa o de estado civil, y en la mayoría de los casos es un bien heredable, incluso ha llegado a ser el sitio apropiado para almacenar fortunas. Preocupados y conscientes de la responsabilidad social que implica la fabricación de un colchón que garantice la salud y el bienestar de las personas, los empresarios del sector iniciaron en el año 2002, un proceso de concienciación en el tema y conformaron el Comité del Sector de Fabricantes de Colchones al interior de FENALCO; cuya motivación principal es la preocupación sobre la producción y comercialización de colchones fabricados con insumos provenientes de la basura y materiales reciclados incorrectamente (colchones en desuso), práctica que atenta contra la salud de los consumidores. FENALCO con el apoyo del Comité de Fabricantes de Colchones, adelantó dos profundas investigaciones, cuyo objetivo principal fue la realización de un vídeo con carácter de denuncia pública y orientado en su totalidad a la creación de consciencia en el consumidor en el momento en que va adquirir un colchón; lo cual dio como resultado una visión sobre los daños que esta industria ilegal produce en la salud, el bienestar y la economía doméstica. A esto se suma la falta de control estatal, lo que ha permitido la permanencia de una industria que podría llegar a ser fatal para la salud de miles de personas. Así es como, en cientos de lugares sin ningún tipo de control de las autoridades sanitarias, se realiza el tratamiento del retazo de tela, en condiciones que están por debajo de los niveles mínimos de salubridad. Afortunadamente y gracias a la gestión e insistencia del sector, se han tenido varios logros: la Secretaría Distrital de Salud en el año 2007, expidió la circular No.0013, por medio de la cual se establecieron los parámetros bajo los cuales se vigilan las “Condiciones higiénico sanitarias que deben cumplir los fabricantes y comercializadores de colchones y colchonetas en el Distrito Capital”. Y el Ministerio de la Protección Social, expidió el 1 de junio de 2009, la Resolución 1842, por medio de la cual, “se determina como artículo de uso doméstico los colchones y colchonetas y se establecen algunos requisitos para su fabricación y comercialización”, permitiendo que la vigilancia, inspección y control se realice a nivel nacional. De manera paralela a este trabajo, el ICONTEC por solicitud de FENALCO, ha realizado permanente el estudio y actualización de las normas técnicas de interés para el sector. Finalmente, el Comité del Sector continúa comprometido con la misión de trabajar en frentes comunes de beneficio del consumidor, de la industria, de las empresas del sector y del país, liderados por FENALCO y con el apoyo del gobierno están comprometidos con la producción de colchones de calidad en Colombia.

FENALCO INFORMA

Buscar Contenido
Cerrar Busqueda
  • Lo más importante es que el colchón sea confortable.
  • Determine qué tipo de colchón busca. (De algodón, de resortes, de látex o de espuma).
  • Pruebe varios modelos (como lo hace con los zapatos).
  • Decida el grado de firmeza que se adapte a su altura y peso.
  • Decida después el material, el grosor, la densidad y el color de su colchón.
  • Para una persona robusta, un colchón debe tener un grado de firmeza alto.
  • El cubrecolchón es tan importante como la estructura interna del colchón.
  • Recuerde: Comprar un colchón no es un gasto sino una inversión en su salud y bienestar.
  • Cuando compre un colchón, hágalo en un lugar de confianza.
  • Si al levantarse no se siente descansado después de haber dormido en su cama.
  • Si el colchón es de segunda mano.
  • Si su colchón tiene desniveles o se siente muy suave.
  • Si usted está experimentando frecuentes dolores de espalda.
  • Si su colchón está manchado o roto.
  • Se recomienda por salud cambiar el colchón cada cinco (5) años.
El desarrollo de la industria moderna de los colchones ha llegado a convertirlos en instrumentos de descanso y placer, en cuya fabricación intervienen conocimientos científicos y técnicos con altas especificaciones. De ese colchón primitivo relleno de lana de oveja queda poco. Hoy la diferencia entre dormir y descansar radica en otra serie de elementos que solamente pueden ser construidos en modernas fábricas y con todos los adelantos de la tecnología. Sin embargo, y de la misma forma que el colchón ha sido un elemento para el descanso de los seres humanos, también ha llegado a ser el hábitat tradicional de casi dos millones de otros seres vivos, entre los cuales están los ácaros, los hongos y las bacterias. Las cifras sobre las enfermedades producidas durante el sueño y el descanso se incrementan y lo más alarmante es que los avances no llegan a toda la población. Los seres humanos pasan más de la tercera parte de la vida durmiendo o descansando sobre un colchón, y su importancia es mucho mayor de lo que la mayoría sospecha. Está comprobado que el 55% de los colombianos compra su colchón únicamente cuando cambia de casa o de estado civil, y en la mayoría de los casos es un bien heredable, incluso ha llegado a ser el sitio apropiado para almacenar fortunas. Preocupados y conscientes de la responsabilidad social que implica la fabricación de un colchón que garantice la salud y el bienestar de las personas, los empresarios del sector iniciaron en el año 2002, un proceso de concienciación en el tema y conformaron el Comité del Sector de Fabricantes de Colchones al interior de FENALCO; cuya motivación principal es la preocupación sobre la producción y comercialización de colchones fabricados con insumos provenientes de la basura y materiales reciclados incorrectamente (colchones en desuso), práctica que atenta contra la salud de los consumidores. FENALCO con el apoyo del Comité de Fabricantes de Colchones, adelantó dos profundas investigaciones, cuyo objetivo principal fue la realización de un vídeo con carácter de denuncia pública y orientado en su totalidad a la creación de consciencia en el consumidor en el momento en que va adquirir un colchón; lo cual dio como resultado una visión sobre los daños que esta industria ilegal produce en la salud, el bienestar y la economía doméstica. A esto se suma la falta de control estatal, lo que ha permitido la permanencia de una industria que podría llegar a ser fatal para la salud de miles de personas. Así es como, en cientos de lugares sin ningún tipo de control de las autoridades sanitarias, se realiza el tratamiento del retazo de tela, en condiciones que están por debajo de los niveles mínimos de salubridad. Afortunadamente y gracias a la gestión e insistencia del sector, se han tenido varios logros: la Secretaría Distrital de Salud en el año 2007, expidió la circular No.0013, por medio de la cual se establecieron los parámetros bajo los cuales se vigilan las “Condiciones higiénico sanitarias que deben cumplir los fabricantes y comercializadores de colchones y colchonetas en el Distrito Capital”. Y el Ministerio de la Protección Social, expidió el 1 de junio de 2009, la Resolución 1842, por medio de la cual, “se determina como artículo de uso doméstico los colchones y colchonetas y se establecen algunos requisitos para su fabricación y comercialización”, permitiendo que la vigilancia, inspección y control se realice a nivel nacional. De manera paralela a este trabajo, el ICONTEC por solicitud de FENALCO, ha realizado permanente el estudio y actualización de las normas técnicas de interés para el sector. Finalmente, el Comité del Sector continúa comprometido con la misión de trabajar en frentes comunes de beneficio del consumidor, de la industria, de las empresas del sector y del país, liderados por FENALCO y con el apoyo del gobierno están comprometidos con la producción de colchones de calidad en Colombia.