Usted está aquí

REFLEXIONES - LA VENTAJA CON LA QUE AMAZON NO PUEDE COMPETIR
Los analistas norteamericanos sostienen que Amazon parece ser un monstruo que crece sin detenerse y que amenaza la estabilidad del sector retail. Un vistazo a su negocio de marcas propias así como la cobertura que tiene en términos de comercio electrónico son suficientes para entender el potencial de dicha empresa. Durante los próximos años, más de la mitad de las compras online de Estados Unidos se harán en Amazon, al tiempo que la empresa dirigida por Jeff Bezos venda más de 25 mil millones de dólares en productos de sus marcas propias en el futuro inmediato, según nota de New York Times.
El dominio que el gigante del e-commerce posee, ha obligado a los jugadores del sector retail ha buscar nuevas formas para llegar al consumidor y frenar la expansión que Amazon tiene a lo largo y ancho de todo el mundo. La adopción de herramientas digitales y la capitalización de las mismas es la tendencia común. Tan sólo para contextualizar, basta con recordar que de acuerdo con Nielsen el 82 por ciento de los usuarios de smartphones consulta dichos dispositivos para obtener información que les facilite sus decisiones de compra, gracias a lo cual uno de cada cuatro compradores afirma que ha cambiando sus elecciones al respecto después de leer opiniones en línea desde un dispositivo móvil según los reportes entregados por Google.
Sin embargo, contrario a lo que podría pensarse, la realidad es que en la mayoría de los mercados a nivel mundial, el grueso de las compras sigue ocurriendo en canales tradicionales. Pese a que el 67 por ciento de los usuarios inician sus viajes de compra a través de una plataforma o dispositivo electrónico, el 95 por ciento de las adquisiciones se realizan en una tienda física, según un estudio firmado por AT Kearney. De hecho, según estimaciones de Nielsen, alrededor del 75 por ciento de los compradores de comestibles han utilizado el local en la “sala de exposición” antes de adquirirlo a través del e-commerce.
Es aquí en donde se oculta una de las grandes ventajas que el sector retail más tradicional tiene sobre Amazon y que el gigante del e-commerce aún no puede si quiera mirar: la cantidad de establecimientos. Los minoristas con tiendas físicas se encuentran en un proceso de digitalización de sus tiendas mediante la adición de servicios de entrega en tienda y entrega a domicilio. Amazon ha intentado sumarse a la tendencia con la adquisición de puntos de venta físicos así como la apertura de su tienda “sin cajeros”.
Es justo ahí donde los grandes minoristas son fuertes y sacan ventaja. El mejor caso para explicarlo es Walmart. Esta cadena tiene más de 4 mil 700 tiendas físicas. Su sistema de entrega en tienda en más de 2 mil 100 sucursales, mientras que la entrega a domicilio es funcional en 800 tiendas Walmart de más de 100 áreas metropolitanas en Estados Unidos, según el reporte financiero de la compañía. Esto representa alrededor del 59 por ciento y el 36 por ciento de la población de la Unión Americana, respectivamente.
Estas cifras hacen pequeño a Amazon, firma que ha lanzado servicios similares mediante Whole Foods Market y su servicio Prime Now en 60 áreas metropolitanas del mercado estadounidense, y con la recogida en tienda en más de 20 áreas metropolitanas. Amazon ha dicho que aunque planea expandirse, será difícil que alcance a Walmart.
El sector retail tiene una gran ventaja, el verdadero reto es saber capitalizarlo. Y es que no se trata sólo de tener muchos puntos de venta físicos, sino de convertirlas en verdaderas oportunidades para brincar a la tendencia digital, atendiendo las necesidades del shopper.
Entre tanto, el fantasma del apocalipsis del retail, una distopía, sigue llenando periódicos y magazines. Una crónica dominguera del diario español El Mundo (17 de marzo) no duda en sostener que al día de hoy, parece que sólo dos empresas minoristas tienen garantizada la supervivencia. Una es el mayor causante de la crisis, Amazon, que de hecho planea la apertura de docenas de supermercados en EEUU este año, en una estrategia complementaria de su adquisición, por 13.700 millones de dólares (12.100 millones de euros) de la cadena especializada de comida orgánica Whole Foods. La otra es Wal-Mart, la mayor empresa privada del mundo, que está logrando reforzar su presencia en internet tras la compra de la empresa especializada en comercio online Jet.com por 3.000 millones de dólares (2.650 millones de euros).